Archivo | octubre, 2014

Las personas cambian

27 oct

Las personas no cambian con el tiempo, el tiempo es que te deja ver quienes realmente son

Mentira. Y gorda. Las personas cambian constantemente y detrás de esos cambios hay experiencias, secretos e historias. Cuando alguien me dice “-La gente nunca cambia” siempre le pregunto “-¿Y tú? ¿Eres igual que hace tres años?”. Siempre me dicen que no con la mirada sorprendida y después reflexionan. Nunca me he encontrado con una persona que me diga que es exactamente igual que hace tres años y si algún me encuentro a alguien así… lo sentiré por él/ella.

Hay que cambiar. Y si es para mejorar, genial. No somos seres estáticos, no somos personalidades fijas porque si lo fuéramos, eso significaría que no hemos vivido, que no hemos sufrido, que no hemos amado, que no hemos aprendido y que no hemos fisgoneado en nuestro interior. Que no hemos viajado a nuestro mundo interior, que no hemos explorado esos recónditos lugares que albergan en nuestro más profundo bosque del que nunca solemos encontrar la misma salida cada vez que entramos. Si es que logramos entrar.

Las personas cambian. Cambian sus sueños, cambian sus tristezas, cambian sus alegrías, cambia su sonrisa… Cambia su manera de pensar, cambia su manera de ilusionarse… Cambia su manera de amar. Cambia su manera de enamorarse, si es que logra volver a enamorarse. Cambia su manera de encerrarse, cambia su manera de protegerse, cambia su manera de acurrucarse contra sus rodillas para poder sentir calor humano… Cambian sus lágrimas… si es que puede volver a llorar.

Tu mejor amigo/a seguirá siendo tu mejor amigo si aceptas que va a cambiar… La relación con tu pareja será mucho mejor si aceptas que no será la misma persona que era al principio, que no sentirá las mismas cosas que sentía al principio y que puede que el amor romántico haya dado paso a un amor profundo de amistad… No es malo. Cambiar no significa que sea algo malo. Lo malo es ser estático puesto que significa que no va a haber un avance en la vida de esa persona. Se quedará estancada, echará raíces en una tierra poco fértil y, para qué engañarnos, no somos árboles. Sus sueños se irán perdiendo en un bruma cada vez más liviana y acabarán evaporándose quedando solo una pequeña mota como recuerdo. ¿Y qué es una mente sin sueños? Absolutamente nada. Una vida sin sueños es una vida en la que lo único que haces es respirar para sobrevivir, no para vivir.

Los cambios son buenos. Pasarán personas por nuestras vidas, unas se quedarán e incluso se quedarán de una manera diferente a cómo empezó vuestra relación… Otras se irán, porque serán personas de tránsito que siempre te ayudarán a superar tus temores y a conocerte mejor a ti mismo. Todas tus relaciones, ya sean de amor, de amistad, de familia… todas y cada una de ellas te ayudarán a seguir el camino más importante de toda tu vida, camino que emprendes y finalizas tú solo: conocerte. Y conocerás muchas facetas de ti en diferentes ámbitos, en diferentes situaciones, en diferentes emociones… porque tú vas a cambiar, a veces para mejor, otras para peor… pero vas a cambiar. Así que procura que siempre sea para ser mejor persona de lo que ya eres. Ese es nuestro cometido en nuestra vida y será la empresa más grande en la que te veas involucrado.

No te abandones, adéntrate en ti mismo, atrévete a conocerte. Ten el valor, el coraje, la valentía y la osadía de querer conocerte, comprenderte, saber qué eres y quién eres. Hazlo o lo único que estarás haciendo en este mundo será sobrevivir y no vivir.

Las personas cambian y generalmente se olvidan de comunicar dicho cambio a los demás. Lilliam Helman

Cuerdas de remate

23 oct

Hastiada. Esa es la palabra que define mi estado emocional ahora mismo. ¿Lo veis? No es tan difícil de reconocer emociones y saber lo que nos pasa. Quizás sí que lo es, de hecho es muy complicado, se necesita de una inteligencia emocional, cosa que no nos han enseñado nunca. No nos han enseñado a controlar nuestra ira, no nos han enseñado a que enfadarnos es algo natural y bueno, no nos han enseñado a expresar nuestra rabia, no nos han enseñado a decir “me has decepcionado”, no nos han enseñado a que existe el deseo ni nos han enseñado a que existe el amor y que puede que amor y deseo no se crucen. En el mundo de las emociones somos bebés gateando intentando descubrir qué es aquello nuevo que reluce… Pero sí que es posible de aprenderlo, al igual que nos fue posible levantarnos solitos.

Gracias a mi hermana he releído este texto, aunque este post no lo haya leído hasta ahora. ¿Por qué releído entonces? Porque hay millones de post iguales. En serio. El post en cuestión es este:

http://compartiendomacarrones.wordpress.com/2014/03/31/las-locas-de-la-colina/

Espero de corazón que a su autora no le moleste que le ponga como ejemplo, aunque puedo encontrar más post como este. No es un ataque personal, de hecho, he echado un vistazo a su blog y la chica escribe bastante bien, sabe conectar con la gente, un don al que tengo mucho respeto.

La entrada trata sobre lo locas que están las mujeres. Que si ahora río, que si ahora lloro, que si tardo en arreglarme, que si te pego y te beso… etc. Lo normal y lo típico muy tópico. Pero en este post he leído una frase que sí me he tomado a modo personal (obviamente subjetivo).

“Después están las que no hacen nada de eso. Y esas… esas son un auténtico coñazo.”

Acabo de descubrir que soy un “auténtico coñazo”. Vaya, jamás me habían descrito de esa manera, de verdad, siempre me han dicho que soy bastante divertida. Pero es cierto, soy un auténtico coñazo. Y si nos ceñimos a la expresión “coñazo” o lo que es lo mismo “coño/vagina grande”… pues sí, tengo un coño y unos ovarios muy grandes.

Yo no río a carcajadas y a los cinco minutos lloro. No. Qué idiotez. ¿A quién narices en su sana mentalidad le puede ocurrir eso? Si río a carcajadas me descojono, me dan ataques de risa y doy palmas como una foca gritando “¡que me meo, que me meo!”. Adoro mis ataques de risa, últimamente los tengo mucho y es algo que me hace sentir llena. Y no puedo parar. Es una sensación maravillosa. Ahí siento la felicidad.

Y cuando lloro, LLORO. No me apetece reír, no me apetece comerte a besos luego o salir de la habitación dando un portazo. Estoy llorando. Y si yo lloro es por algo muy serio, creedme, no lloro por chiquilladas. De hecho lloro poco y debería llorar más, un día me va a salir una urticaria. Pero lloro por lo que significa que hay algo o alguien que me ha hecho daño y es mi manera de expresar mi tristeza.

No me gusta ir de compras, no tengo el armario lleno de ropa, no tengo las dudas del “qué me pongo”. Me pongo lo primero que pillo y que me haga estar cómoda, si no tengo una cita, claro. No tardo en arreglarme, de hecho, los tíos con los que he estado siempre han tardado más que yo. Es algo que me irrita.

Si te doy un tortazo, si me enfado contigo y te mando a la mierda… HUYE por tu propia seguridad. Luego no te comeré a besos ni saltaré encima de ti cual película romanticona de domingo lluvioso por la tarde. Por cierto, vaya mierda de plan. Un buen libro, una buena serie o un buen videojuego. Eso sí, con una tacita de chocolate caliente o té. Y una pizza para cenar porque no hago dietas.

Jamás he criticado a una mujer que se haya acostado con dos, tres o quince tíos. Para mí el sexo no significa valor personal. Una persona vale por lo que es por dentro, no por lo que haga con sus genitales ni con cuántos genitales se haya rozado. Nunca he mirado las fotos de mis parejas para saber con qué tía/s sale, ni cuán aproximado esté a ella/s, no soy celosa en ese sentido. Nunca te mentiré, si llevas algo que no me guste, como una camiseta, no te diré que me encanta y que me la dejes. Te diré: quítate ese adefesio, por favor. No te sonreiré si no me caes bien, no intentaré ser tu amiga si no te soporto… La amistad vale muchísimo, no la voy a desperdiciar con gente que no me importa. Ser hipócrita, porque ese es el nombre que define eso y no ser cordial, me cuesta mucho trabajo, esfuerzo y energía. ¿Y para qué? Si no me importa.

No me maquillo ni me pongo tacones, a no ser que sea algo especial y aún así los tacones tampoco pasan por ahí. No sé llevarlos, parezco Bambi aprendiendo a andar.

En lo único en lo que estoy de acuerdo es que sí sé que estoy como una cabra, loca, desquiciada… pero parece ser una locura muy distinta. Sé definir mis emociones, sé lo que me pasa a cada rato, sé interpretar mis sentimientos y no todo es por culpa de las hormonas (que no la regla), aunque sean unas hijas de puta. Si yo fuera así, si yo fuera como en ese post describe a muchas mujeres… me asustaría. Y mucho.

Así que sí, querida compartidora de macarrones, soy un coñazo. O eso dice usted.

Regreso al pasado, aunque mejor

23 oct

Fantasticosos días para todos.

Como la anterior ocasión, vuelvo a pedir disculpas por abandonar este templo, creedme cuando os digo que mi vida ha cambiado bastante por lo que no he tenido tiempo ni para acordarme de mi nombre. No os preocupéis, esta vez vuelvo para quedarme.

He leído muchos de vuestros comentarios pidiendo ayuda o consejo, siento defraudaros pero no puedo ayudaros. Solo soy una estudiante de psicología por lo que no tengo ninguna potestad para mitigar vuestras flaquezas porque son eso, flaquezas. No tiréis la toalla, tenemos que pasar tiempos malos, horribles y desesperantes para poder apreciar los buenos tiempos, si no, todo sería muy aburrido.

Este blog es para opinar, conocer, aprender y disfrutar de la psicología, ya sea como artículos científicos o de opinión. Y para mí, como una obligación a no abandonar mis libertades como es escribir, ya que me libera de todos mis males. Sé que no soy muy ducha en esto de las responsabilidades hacia mi persona ya que me he abandonado muchísimo en estos años pero, como siempre digo, hay que pasar por momentos difíciles para encontrarnos a nosotros mismos. Y aquí estoy, intentando reecontrarme ya que me he perdido y no sabéis cuánto.

Intentaré que este blog os sirva de ayuda, ya sea para entreteneros, criticarme, aprender o encontrar algo que andáis buscando. A mí me servirá precisamente para eso, para encontrar algo que perdí y que, dando las gracias, estoy en el camino correcto para encontrarlo.

Disfruten de su estancia. Yo voy a regresar a casa.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 698 seguidores

- deal9 - cheaps2