Tener o no tener pareja, no hay ninguna cuestión

¿Me podéis explicar qué es lo que le pasa a la gente con el tema de las parejas? ¿Por qué es de las preguntas más frecuentes que se hacen hoy en día? ¿Por qué me tenéis hasta los ovarios preguntándome siempre lo mismo? Voy a ir con un NO bien grande tatuado en la frente para que me dejéis en paz.

Y es que si hay algo que no entiendo en este mundo es la importancia de tener pareja, parece ser que aunque tengas éxito en tu ámbito laboral o académico o simplemente si estás satisfecho con la vida que llevas, si no tienes pareja eres infeliz o tu vida carece de sentido.

 

giphy (18)

Esta soy yo cada vez que me preguntan “¿Pero y no tienes novio? Alguien hay por ahí, ¿a qué sí?”

Vayamos por el principio.

¿Qué significa estar soltero?

Como podéis ver este es un post personal, por lo tanto lo que voy a escribir es un poco mi filosofía de vida. Y no solo mía, mucha gente (gracias a Buda) piensa igual que yo.

Para mí estar soltero es maravilloso. Me explico. Yo soy una persona muy independiente, me gusta estar sola, disfrutar mi tiempo conmigo misma, no me aburro para nada cuando estoy sola, de hecho puedo tirarme horas divagando en mis pensamientos sin hacer nada más o hacerme autochistes en los que me puedo estar descojonando horas y horas de una gilipollez. No es broma, me encanta mi mente y mi personalidad y es por eso por lo que sé estar sola y lo disfruto.

Me gusta leerme mis artículos científicos, ir a dar los paseos por la playa y el bosque (Dublín es una maravilla para eso), ir a la biblioteca, leer, escuchar música, darle porrazos a la guitarra… cosas que, creo, es mejor disfrutar solo de tu compañía. Me encanta ir de un lado para otro, tomar cafés con mis amigos y quedarme en el tren leyendo a Borges. Por no hablar de las pintas de cerveza, claro.

No me aburro, mi tiempo es algo muy valioso y lo disfruto conmigo misma, no necesito a nadie para rellenar mis carencias afectivas y emocionales ya que todos mis problemas sentimentales los he ido superando en su momento, a mi ritmo y cuando llegas a la autorrealización emocional, es decir, que cierras todas las heridas del pasado, como se suele decir, es entonces cuando disfrutas de ti mismo, que es la mejor compañía que tendrás en tu vida.

¿Estoy preparada para tener una relación? Sí, claro. ¿Quiero tener una relación? No, por supuesto. ¿Estoy cerrada a tener una relación? ¡Para nada!

Quizás esto sea un poco lioso, vamos a explicarlo.

giphy (19)

Claro que estoy preparada para tener una nueva relación, como he dicho antes, he ido superando todos esos problemas emocionales que surgen a raíz de una ruptura o un cambio importante en tu vida que te hace madurar. Pero que esté preparada no significa que quiera tener una relación, de hecho creo que nadie en su sano juicio (salud mental) quiera tener una relación. De acuerdo con mi filosofía de vida, yo sé estar sola, disfruto estando sola, soy feliz estando sola y no necesito nada más que a mí misma (y libros y chocolate, de acuerdo). Pero no dependo de nadie para lograr mi felicidad personal o emocional, por lo tanto, no, no quiero tener una relación porque no me hace falta.

giphy (22)

Y ahora diréis “está cerrada a estar en pareja”. No, no estoy cerrada a eso, de hecho creo que cerrarse a tener una relación es porque, volviendo al punto de superación emocional, todavía no estás preparado/a o tienes que cosas que solucionar con tu pasado. O simplemente es una excusa muy absurda. Si el día de mañana conozco a una persona que me guste y con la que no me importa pasar parte de mi tiempo y de mi vida, ¡bienvenida! Porque eso es otra cosa, mi tiempo no está para desperdiciarlo, si paso tiempo con alguien es porque realmente me gusta estar con esa persona, cosa difícil pero pasa de vez en cuando.

Ahora, ¿qué significa tener pareja?

giphy (21)

Pero qué guapo es este hombre.

Pues bien, para mí tener pareja es compartir tu propia felicidad, tu tiempo y tu vida con otra persona. Y recalco la palabra compartir, que no significa absorber, depender, mangonear, dominar, liderar, ser sumiso/a y un largo etcétera. Para mí estar en una relación es semejante a ser un equipo, un apoyo (que no un bastón) donde puedes ser tú mismo, sin tener que realizar las expectativas de la otra persona y saber que tú no tienes que realizar sus expectativas. Disfrutar de las similitudes y respetar las diferencias. Aprender cosas nuevas sin dejar de hacer tus hobbies favoritos. Para mí una relación es un nuevo aprendizaje, siempre vas a salir sabiendo más cosas, de ti mismo y de la vida. Es saber que os encanta estar juntos pero que cada uno necesita su espacio y respetarlo. Son las claves que yo creo que tiene una relación madura, pero para tener una relación así las dos personas deben de ser maduras emocionalmente hablando, cosa muy, muy complicada.

La famosa oración de la Gestalt (escuela de psicología) es la que mejor resume mi manera de ver las relaciones. Espero que realmente comprendáis su significado.

3baf7b29a39de151cd950da619bc55a5

Lo tengo siempre a la vista.

Esa es mi definición de amor y de relaciones sentimentales. Si lo aplico con mis amigos, ¿cómo no lo voy a aplicar con mi pareja?

Creo sinceramente que esta es la manera más sana de tener una vida emocional plena, sabiendo que tú eres la única persona que debes hacerte feliz y que eso no te falte nunca, porque si tu felicidad depende una persona, cuando esa persona decida marcharse, ¿qué será de ti?

Veo muchos jóvenes (y no tan jóvenes) que lo único que hacen o buscan es tener pareja porque no saben estar solos, porque ser soltero significa que nadie te aguanta o porque estar soltero está asociado a la depresión y a la tristeza, cuando en realidad, tal y como dijo el gran Robin Williams:

terminar-con-alguien-que-te-hace-sentir-solo-robin-williams

Y por eso he decidido a escribir este post que aunque sea personal creo que es algo que afecta a millones de personas en la vida diaria y es, en realidad, debido a una mala inteligencia emocional.

No dependas de otras personas para tu bienestar emocional, sé feliz contigo mismo, haz tus actividades favoritas para ti, date caprichos, disfruta tu tiempo, céntrate en ti mismo/a. El amor empieza en uno mismo y solo es entonces cuando podrás compartirlo.

Y para todos mis familiares y amigos, que sé que van a leer esto, quería escribir este post para que dejaran de hincharme los ovarios. Sois muy pesados, chacho.

Sueños lúcidos y cerebro

¿Existen los sueños lúcidos? ¿Qué son? ¿Qué significado tienen?

Hace ya muchos años que soy una soñadora lúcida y quería explicaros qué son los sueños lúcidos, por qué unas personas lo tienen y otras no y si se puede entrenar esta capacidad.

Los sueños lúcidos, como bien su nombre indica, son sueños en los que la persona es consciente de que está soñando y puede modificar al gusto sus acciones en el sueño y la trama de lo que está soñando. Vamos, que eres el director consciente de tus sueños.

Pero, ¿qué es el sueño? Os daré un pequeño resumen ya que el tema del sueño es muy extenso fisiológicamente y este no es el tema a tratar.

El sueño es un estado fisiológico (o según Neil R. Carlson es una conducta, se podría discutir) de autorregulación y reposo de un organismo. Hay dos fases del sueño: sueño NREM y sueño REM.

El sueño NREM (no rapid eye movements) se caracteriza por tener cuatro fases del sueño que va desde la transición de la vigilia al sueño a la fase de mayor profundidad en el sueño. También es aquí donde aparecen las pesadillas y espasmos musculares.

El sueño REM (rapid eye movements) se caracteriza por tener las ensoñaciones propiamente dichas y la atonía muscular completa de la parálisis motora (sufrimos esta parálisis porque si no reproduciríamos lo que estamos soñando). Es en el sueño REM donde fijamos nuestros conocimientos y aprendizajes, es por es que los recién nacidos duermen todo el día y por lo que los niños pequeños necesitan dormir más horas que los adultos.

Sigmund Freud: “La interpretación del sueño es la vía regia hacia el conocimiento de lo inconsciente.”

Y aunque discuto mucho a Freud, aquí tenía parte de razón, en los sueños no hay filtros ni ningún superyó  que nos censure: soñamos no solo lo que hemos vivido en el día a día sino también lo que anhelamos o tememos. Aunque no hay que psicoanalizar todos los sueños ni darles tanto significado, en mi opinión.

giphy (4)

Entonces, ¿qué pasa con los sueños lúcidos? ¿Por qué unas personas los tienen y otras no?

El por qué se ha descubierto hace relativamente poco, resulta que las personas que tenemos sueños lúcidos tenemos más grande la corteza prefrontal anterior, que es la zona del cerebro que controla los procesos cognitivos conscientes y desempeña un papel clave en la habilidad de la autorreflexión. Esto sugiere que los soñadores lúcidos, cuando estamos despiertos, poseemos una mayor capacidad de autorreflexión que la gente que no tiene sueños lúcidos. Esta investigación ha sido llevada a cabo por neurocientíficos del Instituto Max Planck de Desarrollo Humano en Berlín, y el Instituto Max Planck de Psiquiatría en Múnich.

PFC

Corteza prefrontal.

 

La corteza prefrontal es mi parte favorita del cerebro y os explicaré el por qué. Esta región cerebral está involucrada en la planificación de comportamientos cognitivamente complejos, en la expresión de la personalidad, en los procesos de toma de decisiones y en la adecuación del comportamiento social adecuado en cada momento. Se considera que la actividad fundamental de esta región cerebral es la coordinación de pensamientos y acciones de acuerdo con metas internas.

El término médico más utilizado para referirse a las funciones desempeñadas por la corteza prefrontal es «función ejecutiva». Este término hace referencia a la capacidad para establecer distinciones entre pensamientos conflictivos, realizar juicios acerca del bien y del mal, predecir las consecuencias futuras de actividades actuales, trabajar conforme a metas determinadas de antemano, realizar predicciones de resultados, creación de expectativas, y control social (la capacidad para inhibir comportamientos impulsivos que, de no ser suprimidos, podrían desembocar en resultados socialmente inaceptables). Muchos autores han señalado la existencia de una relación entre la corteza prefrontal y las características de la personalidad de un individuo.

Como podéis leer la CP es la RE-HOSTIA. Y yo la tengo más grande.

giphy (5)

En fin, sigamos.

Las diferencias de volumen en la corteza prefrontal anterior entre los soñadores lúcidos y los que no lo son sugieren que el sueño lúcido y la capacidad de la autorreflexión (descrita también a veces como metacognición) están bastante conectados. Esta teoría está apoyada por imágenes cerebrales tomadas cuando los sujetos de estudio estaban resolviendo tests metacognitivos mientras permanecían despiertos. Dichas imágenes muestran que la actividad cerebral en la corteza prefrontal era mayor en los soñadores lúcidos.

El Instituto Max Planck de Psiquiatría en Múnich ha realizado un estudio con soñadores conscientes que muestra que las zonas del cerebro relacionadas con planear y ordenar acciones se activan igual mientras duermen que durante la vigilia. Los autores creen que en el futuro, la habilidad de estas personas, combinada con la neuroimagen y los patrones de la actividad cerebral, permitirá predecir el contenido de los sueños.

Otra investigación en este campo del equipo de Patrick Bourke y Hannah Shaw, de la Universidad de Lincoln en el Reino Unido, ha constatado que aquellos que experimentan sueños lúcidos pueden resolver problemas en el mundo de la vigila mejor que quienes permanecen ignorantes de que están soñando hasta que se despiertan. Tener a menudo sueños lúcidos suele ir unido a una mayor perspicacia para resolver problemas estando despierto, un 25% más que aquellos que no tienen sueños lúcidos.

Y cuando tenemos sueños lúcidos, ¿qué elegimos soñar?

Personalmente yo siempre me decanto por volar (mi actividad favorita), tener relaciones sexuales (mi segunda actividad favorita en los sueños lúcidos), viajar en el sueño (y no solo a países terrestres sino también al cosmos, obviamente todo en mi imaginación) y hablar con mis familiares fallecidos.

¿Y los demás viajeros conscientes?

De acuerdo con un nuevo estudio, de la Universidad de Heidelberg en Ohio, se preguntó a 570 personas que habían tenido este tipo de sueños y tratar de volar y tener relaciones sexuales son las dos actividades más populares. Creo que los soñadores lúcidos no somos muy originales.

Otras actividades eran: respirar bajo el agua, hablar con animales, convertirse en alguien más, viajar en el tiempo, comunicarse con personajes de su sueños, intentar cambiar la perspectiva o llevar a cabo acciones violentas, como robar, pelear y matar (glups).

Los resultados de la encuesta también mostraron que los soñadores lúcidos tienden a ser más activos durante sus sueños e intentan lograr distintas acciones, sin embargo no siempre consiguen recordar sus intenciones y ejecutarlas de manera exitosa.

Tener sueños lúcidos es una experiencia increíble pero también terrorífica ya que suele haber muchas alucinaciones hipnopómpicas (alucinaciones antes de despertar) durante este tipo de sueño. Y creedme, no son nada agradables, te despiertas agitado y asustado por no mencionar de que pasas todo el día con un agotamiento extremo (o por lo menos yo). Son experiencias geniales pero mejor tenerlas de vez en cuando y no abusar de ellas.

¿Se puede entrenar para ser un soñador lúcido?

Pues sí, señores. Se puede. Aunque cuesta muchos años de entrenamiento y otros tantos de perfeccionar la técnica. Supongo (y es una idea personal) que las personas más jóvenes (hasta los 28 años) son los que más éxito pueden tener entrenando esta habilidad ya que el cerebro tiene más plasticidad por lo que puede modificarse más rápidamente.

Aquí os dejo una guía donde hay varios ejercicios que podéis realizar si queréis tener esta habilidad. Aunque creo que tampoco es algo necesario.

http://es.wikihow.com/tener-sue%C3%B1os-l%C3%BAcidos

Y vosotros, ¿habéis tenido sueños lúcidos? ¿Qué temática habéis elegido para soñar?

 

 

Bibliografía:

-Fundamentos de fisiología de la conducta. Neil R. Carlson.

http://noticiasdelaciencia.com/not/12905/las-personas-que-suelen-experimentar-suenos-lucidos-tienen-mas-grande-una-zona-del-cerebro/

http://noticiasdelaciencia.com/not/11235/la-gente-capaz-de-experimentar-suenos-lucidos-es-mas-perspicaz-resolviendo-problemas/

http://noticiasdelaciencia.com/not/10346/un-laboratorio-aleman-induce-suenos-lucidos/

http://noticiasdelaciencia.com/not/2574/el-cerebro-de-un-sonador-lucido-se-activa-igual-durmiendo-que-estando-despierto/

http://noticiasdelaciencia.com/not/5054/las-areas-cerebrales-activas-durante-un-sueno-lucido/

http://www.agenciasinc.es/Noticias/El-cerebro-de-un-sonador-lucido-se-activa-igual-durmiendo-que-estando-despierto

http://www.muyinteresante.com.mx/ciencia/15/01/26/suenos-lucidos-estructura-cerebral/

http://www.muyinteresante.com.mx/ciencia/14/07/11/encuesta-sonadores-lucidos-revela-eligen-sonar/

https://es.wikipedia.org/wiki/Corteza_prefrontal

Desmontando “Inside Out” (Del revés)

Este fin de semana fui (¡por fin!) a ver la maravillosa Inside Out (o Del Revés en España). Había leído algunos artículos de psicólogos y neurólogos alabando esta película y quería analizarla por mí misma (aunque como bien me dijeron esa era mi excusa, voy a ver cualquier película de Pixar, para qué engañarnos).

La película trata sobre una niña de once años, Riley, que vive una situación muy estresante la cual no es capaz de exteriorizar y comunicar: se muda junto con sus padres a otra ciudad lo que la obliga a cambiar de casa, colegio y hacer nuevos amigos, ¿y qué es lo que pasa en su cerebro ante este nuevo cambio en su vida?

No solo me encantó y me pareció una gran obra de Pixar sino que me sorprendió lo bien que está explicada a nivel neuronal y psicológico, de hecho lo primero que dije cuando finalizó fue “aquí han trabajado neurólogos”. Y efectivamente. La película está basada en una idea original de Pete Docter, quien dirige la película junto al co-director Ronnie del Carmen, y el productor Jonas Rivera. Docter comenzó a desarrollar Inside Out en 2009 después de notar cambios en la personalidad de su hija mientras crecía. Los productores de la película consultaron a numerosos psicólogos y neurólogos, incluyendo a Dacher Keltner de la Universidad de California, quien ayudó a revisar la historia enfatizando los descubrimientos en neuropsicología que indican que las emociones humanas se reflejan en las relaciones interpersonales y pueden ser significativamente moderadas por ellas.

En la película también se representa la personalidad mediante una especie de plazas temáticas que resumen los hobbies, conductas y actitudes que junto con los pensamientos y emociones hacen de Riley quién es. La memoria a largo plazo también tiene un papel muy importante, al igual que el subconsciente (aunque yo prefiero usar el término correcto, preconsciente) y el inconsciente. ¿Qué hacen términos freudianos tan poco científicos en el cerebro? Pues existen, aunque tienen que ver más con la memoria en el hipocampo que como conceptos abstractos.

Pero vamos a centrarnos en las emociones. ¿Para qué sirven? ¿Qué son? ¿Hormonas, neuronas, aminoácidos, neuropéptidos? Según la definición de Levenson (1994),

las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso, o recuerdo importante. Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas guía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Los sentimientos son el resultado de las emociones y pueden ser verbalizadas. Fisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluidas las expresiones faciales, los músculos, la voz, la actividad del SNA y la del sistema endocrino (…). Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, y nos impulsan hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y nos alejan de otros. (…)

¿Cuántas emociones hay? El primero que señaló que existían seis emociones básicas fue Darwin. Mucho tiempo después, Ekman y sus colaboradores (1983) propusieron patrones diferentes para estas seis emociones, básicas y universales (es decir, no importa de qué cultura seas o qué educación hayas recibido), que interactuando unas con otras forman más emociones. Las Big Six son: miedo, tristeza, disgusto/asco, ira, sorpresa (que no aparece en la peli) y felicidad/alegría.

Vamos a analizar estas emociones y para qué sirven.

JOY (alegría)

inside_out_ver5_xlg

Si tuviéramos que ponerle un nombre científico a la alegría sería endorfinas. Pero las endorfinas no están solas en la felicidad, viene con dos amigas igual de importantes, la serotonina y la dopamina.

Las endorfinas son péptidos opioides que funcionan como neurotransmisores y son segregadas por el SNC como moduladores del dolor (analgésicos naturales) que pueden ser hasta 20 veces más potentes que los analgésicos artificiales (medicamentos). Son segregadas cuando estamos enamorados, cuando hacemos deporte, escuchamos música, cuando comemos ciertos alimentos y durante las relaciones sexuales, entre otras muchas actividades. Y por supuesto, reír.

¿Qué nos hacen las endorfinas?

-Promueven  la calma
-Crean un estado de bienestar
-Mejoran el humor
-Reducen el dolor
-Retrasan el proceso de envejecimiento
-Potencian las funciones del sistema inmunitario
-Reducen la presión sanguínea
-Contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad

La serotonina es la hormona del placer.  Es una monoamina neurotransmisora sintetizada en las neuronas serotoninérgicas del sistema nervioso central (SNC) y en las células enterocromafines (células de Kulchitsky) del tracto gastrointestinal de los animales y del ser humano. La serotonina representa un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de: la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.

¿Qué nos hace la serotonina?

-Regular el apetito mediante la saciedad, equilibrar el deseo sexual, controlar la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas.

-La serotonina interviene en otros conocidos neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como los problemas alimenticios.

En un antiguo post ya os hablé largo y tendido sobre la serotonina

http://todorectohastaelamanecer.com/2013/04/09/como-aumentar-la-serotonina/

La dopamina es una hormona y un neurotransmisor (neurohormona), una feniletilamina (catecolamina) que cumple funciones de neurotransmisor en el sistema nervioso central. Tiene muchas funciones en el cerebro, influyendo en el comportamiento, la cognición, la actividad motora, la motivación y la recompensa, la regulación de la producción de leche o prolactina, el sueño, el humor, la atención y el aprendizaje. Se proyecta  a  varias áreas del cerebro mediante las vías principales.

También podríamos hablar de la oxitocina pero está más enfocada a la conducta sexual y al amor. Otro día.

Sadness (Tristeza)

"INSIDE OUT" (Pictured) SADNESS. ©2014 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

 

La tristeza se asocia a unos niveles bajos de serotonina (ya explicada antes) y norepinefrina.

La norepinefrina es una catecolamina con múltiples funciones fisiológicas y homeostáticas que puede actuar como hormona y como neurotransmisor. Las diferencias en el sistema de la norepinefrina están implicadas en la depresión. Los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina son antidepresivos que tratan la depresión al incrementar la cantidad de serotonina y norepinefrina disponible a las células postsinápticas en el cerebro.

¿Para qué sirve la tristeza?

La tristeza sirve para buscar apoyo emocional en nuestro círculo de amigos y familiares, sirve para empatizar con una persona que está triste y sirve como mecanismo de defensa ante agresiones, a través de las lágrimas.

¿Cómo nos afecta la tristeza?

 -Afecta tu  mente. En un estado de tristeza el cerebro empieza a consumir más glucosa y oxígeno. Lo que produce un estado de agotamientos. Por esta razón no se puede llorar en periodos prolongados, se debe hacer en episodios.

 –Gusto por lo dulce.   A nivel de la lengua se disminuye el número de receptores que perciben el sabor dulce, por lo tanto no se capta en su totalidad el sabor,  por lo que las personas que sientes tristeza suelen comer de más.

 –Desarrollas  trastornos. La disminución de serotonina continuada genera a mediano y largo plazo: depresión,  obsesiones compulsivas y/o arranques violentos.

La tristeza nos permite aprender de lo vivido, es el sentimiento que más enseñanza deja aunque el impacto en nuestro cerebro es impresionante.

Una solución a la tristeza puntual por los niveles bajos de serotonina (hay días en los que te sientes triste sin saber por qué o sin tener ninguna circunstancia externa o interna personal) sería incrementar la serotonina consumiendo alimentos que tengan el aminoácido triptófano, como proteínas, carne, pescado o aves, en condiciones moderadas, y mayores niveles de carbohidratos (pasta, cereal, pan). Y por supuesto el alimento estrella: el chocolate.

fear (miedo)

io_Fear_standard

El miedo es una de las emociones más antiguas de nuestro cerebro. El mecanismo que desata el miedo se encuentra, tanto en personas como en animales, en el cerebro, concretamente en el cerebro reptiliano, que se encarga de regular acciones esenciales para la supervivencia como comer y respirar, y en el sistema límbico, que es el encargado de regular las emociones, la lucha, la huida, la evitación del dolor y en general todas las funciones de conservación del individuo y de la especie. Este sistema revisa de manera constante (incluso durante el sueño) toda la información que se recibe a través de los sentidos, y lo hace mediante la estructura llamada amígdala cerebral, que controla las emociones básicas, como el miedo y el afecto, y se encarga de localizar la fuente del peligro. Cuando la amígdala se activa se desencadena la sensación de miedo y ansiedad, y su respuesta puede ser la huida, el enfrentamiento o la paralización.

¿Qué cambios físicos nos provoca el miedo?

-Incrementa el metabolismo celular.

-Aumenta la presión arterial, la glucosa en sangre y la actividad cerebral, así como la coagulación sanguínea.

-El sistema inmunitario se detiene (al igual que toda función no esencial), la sangre fluye a los músculos mayores (especialmente a las extremidades inferiores, en preparación para la huida) y el corazón bombea sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células(especialmente adrenalina).

-También se producen importantes modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visión, dilatación de las pupilas para facilitar la admisión de luz, la frente se arruga y los labios se estiran horizontalmente.

La dopamina también está presente en el miedo (vaya comodín de neurohormona). Estimula o frena la actividad de las células nerviosas en el cerebro. En este estudio se encontró que poca dopamina en algunas áreas del cerebro provoca la interrupción o trasformación de la comunicación entre las células nerviosas. Las personas con una elevada concentración de dopamina en la amígdala cerebral ( área en el cerebro que participa en el procesamiento emocional) reaccionaron con más miedo y estrés que aquellas personas con una menor concentración de dicha sustancia.

Otro factor influye en las sensaciones de miedo; este es la comunicación existente entre la amígdala cerebral y el cíngulo anterior, otra región cerebral. Ambas están interconectadas a través de fibras nerviosas. Estas regiones se comunican cuando la persona percibe algo negativo. Cuanta más comunicación hay entre ambas regiones, menos miedo sentían las personas afectadas; en cambio personas con poca o pobre comunicación sienten más miedo.

Anger (Ira)

anger.inside

 

La ira es una emoción que se expresa a través del resentimiento, de la furia o de la irritabilidad. Los efectos físicos de la ira incluyen:

-Aumento del ritmo cardíaco, de la presión sanguínea y de los niveles de adrenalina y noradrenalina.

-Descenso del cortisol (hormona del estrés).

Algunos ven la ira como parte de la respuesta cerebral de atacar o huir de una amenaza o daño percibidos. La ira es un patrón de comportamiento diseñado para advertir a agresores para que paren su comportamiento amenazante o cuando sentimos una injusticia, ya sea personal o social.

La ira se ve como una emoción negativa pero tiene su parte buena: nos empuja a luchar por mejorar actos injustos y a menudo evoca una motivación de acercamiento. También nos ayuda a liberar tensiones y desahogarnos, aunque no es bueno que nos dejemos llevar por ella.

Al desatarse la ira se activaban dos zonas del cerebro: la corteza cingulada anterior (ACC) y la corteza dorsolateralprefrontal (DLPFC). La primera se encarga específicamente del control de las emociones y la segunda se encarga de la toma de decisiones racionales, por lo que impide que nos dejemos llevar por los impulsos.

¿Cómo mejorar nuestra ira? La APA (American Psychological Association) nos dan estos consejos:

-Técnicas de respiración.

Uno de los métodos naturales más efectivos para calmarnos tanto cuando estamos enojados como cuando estamos atravesando situaciones de estrés es respirar profundamente, imaginando que la respiración sube desde el abdomen y no desde el pecho.

-Usa tu imaginación.

Procura calmarte evocando imágenes que te brinden confort y seguridad. Recuerda momentos de tu vida y personas que te evoquen instantes de felicidad.

-Realiza actividades físicas.

El ejercicio físico es una de las mejores recetas para aliviar tensiones, liberando endorfinas.

Disgust (Asco)

Inside-Out-07mech_IO_Disgust_5x8

 

El asco es una emoción innata que nos protege de ser envenenados o de consumir ciertas sustancias, como orina, heces, determinados alimentos, materiales putrefactos o sus olores que nos produce la necesidad de expulsar violentamente el contenido del estómago a través de la boca. A diferencia de otras formas menores de rechazo, el asco se expresa mediante violentas reacciones corporales como náuseas, vómitos, sudores, descenso de la presión sanguínea e incluso el desmayo.

No se sabe qué hormonas o neurotransmisores se dan en el asco pero sí que se produce en el cerebro, en las amígdalas cerebrales, que pertenecen al sistema límbico. Es curioso pero se ha comprobado que los niños pequeños no sienten asco hacia ciertas sustancias, objetos u olores; se pueden meter por ejemplo excrementos, insectos o lombrices en la boca. A diferencia de los adultos, los niños no manifiestan asco hasta los tres años.

Una corriente de investigación se basa en que la capacidad de sentir asco es genética, sin embargo el objeto del asco es variable y viene determinado por la cultura. La biología evolutiva considera que tiene sentido sobre todo con respecto a la alimentación, pues las fuentes de alimentos no son idénticas en cada cultura.

La reacción de asco está presente en los animales, reaccionan considerablemente ante experiencias gustativas desagradables, y la mayoría de especies lo hace mediante reflejos faciales o incluso mediante vómitos, como los humanos.

Surprise (sorpresa)

Cara-sorpresa1

Esta emoción no aparece en la película porque ya hubieran sido demasiados personajes. “Empezamos a hablar con neurólogos, psicólogos y todo tipo de especialistas -asegura Jonas Rivera- y no se ponían de acuerdo ni siquiera en cuántas eran las emociones básicas. Nos dijeron desde cuatro a 27. Al final nos quedamos con seis: Alegría, Tristeza, Miedo, Ira, Asco y Sorpresa. Y decidimos prescindir de la Sorpresa porque iba a ser muy parecida al Miedo. Así surgió nuestro casting”.

Algunos especialistas no describen a la sorpresa como una emoción. La sorpresa es un breve estado emocional, resultado de un evento inesperado. Puede tener cualquier valencia, es decir, que puede ser neutral, agradable, o desagradable. Espontánea o involuntaria, la sorpresa es con frecuencia expresada por sólo una fracción de segundo. Puede ser seguida inmediatamente por la emoción de miedo o alegría.

La sorpresa nos invita a curiosear y descubrir, algo que a nuestro cerebro le encanta. Nuestra corteza prefrontal está involucrada en la planificación de comportamientos cognitivamente complejos, en la expresión de la personalidad, en los procesos de toma de decisiones y en la adecuación del comportamiento social adecuado en cada momento. Nuestro cerebro quiere tenerlo todo bajo control y anticipar los sucesos que nos pasarán a continuación y cuando esto no sucede, surge la sorpresa y nuestra corteza prefrontal se “desactiva”, dando lugar al juego de la curiosidad.

La sorpresa es una emoción básica que conlleva una gran activación: la del suceso inesperado y repentino. La sorpresa se trata de una activación súbita de nuestro sistema nervioso cuya función principal es hacernos atender a eso sorpresivo, omitir el resto de “informaciones” y preparar a nuestro sistema para responder a lo que sea ese hecho sorpresivo. Esa activación súbita “se contagia” a la activación de la alegría de, por ejemplo, recibir un regalo, y, en resumen, según sea el tamaño de la sorpresa será el tamaño de la alegría .

Como podéis comprobar, las emociones menos estudiadas son el asco y la sorpresa ya que no nos provocan cambios posiblemente permanentes en nuestro cerebro o nuestra conducta. Son temporales y no nos impulsan a caer en la euforia-manía, irascibilidad, la depresión, el miedo irracional y obsesivo o estrés.

Y aquí están nuestras emociones básicas explicadas. Los que os hayáis quedado hasta el final, enhorabuena. Sé que es un post muy largo pero cuando empiezo a hablar me es imposible parar, ¡quiero que lo sepáis todo! He intentado resumirlo lo máximo posible sin omitir información importante. Espero que esto os sirva para identificar vuestras propias emociones y saber cómo funcionan y así usarlas de una manera emocionalmente inteligente.

 

Bibliografía:

-Fundamentos de la fisiología de la conducta. Neil R. Carlson.

-Fundamentos de psicobiología, Águeda del Abril Alonso.

http://www.elmundo.es/cultura/2015/07/20/55ac2269ca474154228b458a.html

http://www.rtve.es/noticias/20150715/del-reves-inside-out-retorno-pixar-grandeza/1179721.shtml

http://www.definicionabc.com/social/personalidad.php

http://www.hola.com/actualidad/lavanguardia/2012091360646/cerebro-enloquecen-sorpresas/

http://noticias.universia.net.mx/en-portada/noticia/2013/09/23/1051224/reacciona-cerebro-te-enojas.html

http://irispress.es/mqciencia/2011/05/23/tristeza/

http://bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/como-la-tristeza-afecta-nuestro-cerebro

https://investigacionsaludable.wordpress.com/hormonas-de-la-felicidad/

http://www.consultacartas.com/articulo_hormona_de_alegria.html

http://antroporama.net/por-que-es-mejor-hacer-regalos-por-sorpresa/

https://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada

 

Pasar página

Hoy estoy on fire. Acabo de escribir una frase de estas inspiradoras a lo Paulo Coelho que me ha hecho pensar y reflexionar. La frase en cuestión es esta:

tweet

https://twitter.com/PastelDeCaracol/status/626478488413974528

Y es que tengo más razón que una tesis doctoral, señores y señoras. ¿Quién no ha sufrido una ruptura dolorosa, un desengaño amoroso, la traición de un amigo o que un familiar nos haya defraudado? Todos hemos pasado por cosas así y hay dos tipos de personas: las que pasan página y las que rompen la página directamente.

Las personas que pasan página son aquellas que entienden y comprenden que la gran mayoría de relaciones (no todas) que tendremos en nuestra vida acabarán en un punto y acabarán bien o mal. Y que si una persona no quiere estar con nosotros o nosotros nos hemos dado cuenta de que ya no queremos estar con esa persona es totalmente aceptable, son nuestros sentimientos y son completamente válidos. También creo que todas las personas que conocemos a lo largo de nuestra vida tienen un papel que cumplir, de personajes secundarios (porque el protagonista eres y siempre serás TÚ) o de extra, pero no todas se van a quedar. Y eso está bien. Tú tienes tu vida y sigues tu camino, ¿por qué esa persona no puede hacer el suyo sin que esté ligado al tuyo si no es lo que quiere? Es comprensible.

Todos hemos tenido amores que creíamos que durarían para siempre, teníamos nuestros planes de futuro, soñábamos con construir una vida en común… Pero esa relación, por ciertos motivos, se ha acabado. Duele, mucho, pero no es el fin del mundo. Y hablo tanto de la persona que deja la relación (sentimientos de culpa, remordimientos) como de la persona a la que han dejado (sentimientos de rabia, abandono).

La persona que pasa página sabe que no puede obligar a la otra persona a seguir con una relación que ya no le llena o que está acabada. Sabe que es mejor pasar página. Sabe que necesitará su tiempo, que no será una temporada buena, tendrá sus momentos de soledad y muchas veces se sentirá desolado por esta nueva situación. Pero también sabe que será solo una racha, que se pasará y que seguirá con su vida hacia delante. Y todo esto lo sabe desde el principio. Algunos tardan más, otros tardan menos pero todos saben que llegará un momento en el que ya puedan rehacer su vida. No tienen restos de su pasado en sus zapatos porque han sabido limpiarlos bien, por lo tanto podrán empezar una nueva relación cuando ellos quieran sin que el pasado moleste en ese nuevo futuro. Así que esa página del pasado rellena el libro y será muy importante para el protagonista porque habrá madurado y crecido pero no interfiere negativamente en su vida.

Pero… ¡ay de los que arrancan la hoja! Mala idea. Las personas que arrancan la hoja por rabia, ira, despecho y dolor no bien llevado no saben que se están haciendo un flaco favor a sí mismos. Si arrancas la hoja de cuajo, ¿el dolor cesa o sigue siendo una herida latente durante toda tu vida? Siempre estará ahí esa hoja arrancada, siempre manchará tu futuro porque cada vez que miras al pasado las marcas están ahí. ¿Cómo vas a seguir tu vida hacia delante si no has superado esa ruptura? No podrás porque cada vez que intentes rehacer tu vida esa hoja arrancada te recordará que tener una relación es nocivo, que mira lo que te pasó la última vez. Ahí tienes la prueba, una hoja arrancada. ¿Y como sobrevivir con esa herida latente? Tendrás que curarla de vez en cuando, durante mucho tiempo, hasta que se convierta en cicatriz.

Las personas que arrancan la hoja no entienden que los sentimientos de esa persona no les pertenecen, que las personas cambian ya que no son estáticas, al igual que lo que sentimos. Que si esa persona no es feliz contigo es mejor dejar la relación. Si realmente amas a esa persona es mejor que sea feliz, ¿no? O quizás es que no la amas, simplemente la quieres.

No arranques la hoja, no te hagas esa putada a ti mismo. No creas que por arrancarla será más fácil la ruptura. Arrancar la hoja es evitar los problemas, no enfrentarlos. Crees que es más fácil arrancar de cuajo a una persona que te ha dado tanto porque crees que será menos doloroso cuando la vuelvas a ver. Pero no es así, es peor. Porque no has sabido superarlo, porque no has sabido crecer y aprender de ese varapalo que te has llevado, por lo tanto cuando veas a esa persona solo sentirás ira y despecho hacia ella. Así que la borrarás de tu vida pero siempre aparecerá en tu mente cuando intentes rehacer tu vida sentimental. Porque no lo has superado, no has sabido pasar página.

Hay que entender que cada persona debe realizar su propio camino. Si quiere compartir su camino con nosotros y nosotros con ella, genial. Vayamos agarrados de la mano. Pero en el momento que uno de los dos decida ir por otro camino es totalmente respetable. La vida sigue y al igual que ha llegado esta persona a nuestra vida y nos ha aportado cosas maravillosas también llegarán otras personas que nos aportarán otras tantas cosas increíbles. Y por supuesto no nos olvidemos de lo más importante: si te sientes solo estando contigo mismo… es porque hay algo que estás haciendo jodidamente mal.

-Ha sido una placer compartir parte del viaje, siempre llevaré un pedacito de ti conmigo, al igual que tú te llevarás un pedacito de mí contigo.

 

Querer impresionar

Es algo que me supera y me irrita. Cuando estás en esa etapa tan segura de ti misma, cuando te encanta tu personalidad, cuando te sientes una mujer fuerte y decidida después de haber pasado todos esos palos, después de sufrir y decir: soy más yo que nunca. Te sientes poderosa y completamente feliz, estás pendiente de ti y solo de ti, tranquila, en paz. ¿Novios? NO, GRACIAS.

Y de repente, en esta etapa maravillosa en la que no te falta de nada,  aparece una persona en escena

giphy (1)

(mierda, ¿otra vez? ¡Necesito descansar!) y se te jode todo el invento de la seguridad femenina. Que si a lo mejor deberías arreglarte un poco más, que si a lo mejor no deberías contar tantos chistes, que si a lo mejor deberías de ser menos sarcástica por si le molesta… Que no seas tonta, sal aunque no te apetezca porque así le verás un rato… Intenta parecer más inteligente, más divertida, más misteriosa, más culta. Que no se te note que le vigilas, que no se te note que te molesta que no te preste toda la atención que tú le prestas a él, que no se te noten los nervios ni las ganas de hablarle… ¡Contrólate!

 

giphy (3)

Ya no eres tan tú misma, no vaya ser que no le gustes y te rechace, ya no estás tan segura, ya no estás tranquila ni en paz ni en calma… ¿Se puede saber qué mierdas nos pasa? ¿Por qué tienen que pasar estas cosas cuando estás on fire?

Pues tiene que ver con nuestra biología, ¡preparados otra vez para intentar reproducirnos! El cortejo (el ligoteo en nuestro nuevo idioma) se basa en atraer a la futura pareja sexual, por lo tanto y dado que el tema de enseñar los genitales ha pasado de moda para atraer al futuro padre/madre de nuestros hijos, queremos impresionar a la otra persona para que se fije en nosotros, luego ya con el tiempo que descubra tal y como somos realmente pero primero hay que impresionar. Nuestro cerebro está programado para el coqueteo y es cierto que se vuelve un poco idiota a la hora de intentar atraer a la persona que deseamos porque se desencadenan una serie de hormonas, neurotransmisores y los genes que siempre están ahí dando por saco.

Ezequiel Gleichgerrcht, investigador en neurociencias cognitivas, aclara que el “histeriqueo” (lo que he descrito anteriormente) no es algo exclusivo de los humanos sino que hay muchísimos rituales de cortejo que ocurren en distintas especies animales. “Biológicamente, coquetear sirve para seleccionar parejas que estén dispuestas a invertir más y/o a comprometerse más”, describe. Según el investigador, evolutivamente, el coqueteo ha sido y es ventajoso: “Las parejas que superen la prueba estarán más dispuestas a comprometerse en la interacción”.

Vamos, que lo llevamos en los genes, o sea, que no podemos evitarlo.

Helen Fisher, antropóloga de la Universidad Rutgers es una de las especialistas que más investigaciones realizaron sobre el tema. Ha estudiado cómo en muchas especies el cortejo entre el macho y la hembra no es más que un sistema natural de acercamiento, de test de complementariedad para el apareamiento. “La secuencia del flirteo –la actitud tímida, el ladeo de cabeza, el pecho hacia adelante y la mirada penetrante– es probablemente parte de un repertorio estándar de gestos que, utilizado en ciertos contextos, evolucionó como un código para atraer a la pareja”, escribe en su libro Anatomía del amor.

¿Y qué hacemos para poder ser nosotros mismos con esa persona y dejar de hacer el canelo? Normalizarlo, saber que no pasa nada, es algo normal. Te atrae esa persona, ¿y? No es el fin del mundo, el mundo no se para por eso. Puede que tú también le atraigas o puede que no. Sigue con tu vida sea cual sea la respuesta. Míralo desde el lado positivo, significa que a pesar de todo lo que has sufrido y lo que te han machacado, puedes volver a sentir lo mismo por otra persona. El corazón se vuelve a regenerar. Estás preparada/o otra vez, es una muy buena noticia. No estás roto o por lo menos te has arreglado, aunque sea un poquito. Ya era hora. No tengas miedo. ‘Has pasado página! Intenta ser la mejor versión de ti mismo aunque los neurotransmisores inunden tu cerebro. Si no le gustas tal y como eres no merece el enorme esfuerzo y desgaste emocional que genera una relación, no te sientas rechazada/o, ya te has demostrado que puedes volver a sentir “eso”, aparecerá otra persona que te guste y si no aparece pronto, sigue disfrutando de esa etapa de la que hablábamos antes. Y si le gustas tal y como eres… enhorabuena, puedes empezar otra historia.

giphy (2)

 

 

Bibliografía: http://www.perfil.com/ciencia/Cientificos-reivindican-el-rol-del-coqueteo-para-un-amor-duradero-20140209-0026.html

 

La química del amor

Queridos enamorados y enamoradas, que ahora mismo me dais bastante repelús

new-girl-jess-zooey-quotes-41

os voy a contar un poquito acerca de la química del amor, es decir, qué pasa en nuestro cerebro y en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos, por qué nos enamoramos de una persona y no de otra, qué clase de hormonas manejan nuestras acciones (y estupideces), por qué si eres una persona madura y equilibrada cuando te enamoras pareces un payaso… en fin, esa clase de cosas que a todos nos han pasado.

Este tema es bastante extenso y de hecho se está investigando mucho estos últimos años por lo que hay varias teorías e hipótesis que todavía no han sido concluidas. Aún así y como opinión personal, el amor es bastante subjetivo, cada persona lo siente de forma y manera diferente e incluso aunque te hayas enamorado varias veces en tu vida, nunca será de la misma manera ni sentirás lo mismo. Esto hay que dejarlo bien claro, pues hay muchas personas que piensan que el primer amor es el “verdadero” por la manera tan intensa de haberlo vivido. Esto es erróneo. El primero amor se recuerda intenso porque fue la primera vez que nos enamoramos, fue la primera vez de sentirte tan liviano como las nubes y fue la primera vez de muchas cosas. Añadir también que el cerebro nos juega una mala pasada al recordar ciertas experiencias y emociones: las recordamos más drásticas, más vivas, más potente de lo que realmente fueron por no decir que la primera vez que nos enamoramos el cerebro “enloquece” un poco. Siente los mismos síntomas que muestran las personas que sufren de trastorno obsesivo-compulsivo.

Los estudios demuestran que la primera vez que nos enamoramos, los niveles de serotonina se desploman y los centros de recompensa del cerebro se inundan de dopamina. El efecto es similar al de una droga altamente adictiva. Y no es coña. Aunque estos efectos vuelven cada vez que nos enamoramos, al conocer ya los síntomas (y bastante negativos de nuestra primera experiencia por lo que quizás podamos hablar un poquito de indefensión aprendida (*coña)) podemos controlarlos un poco mejor, aunque no demasiado. Pero ya no es nuevo es algo que conocemos por lo que es más fácil de manejar.

braingraphsci

Las hormonas encargadas del enamoramiento, aparte de la serotonina y la dopamina son la oxitocina y la vasopresina, nos ayudan a dar el paso adelante y parecen ser cruciales para la formación de relaciones a largo plazo. Las parejas que han estado juntos durante varios años muestran una mayor actividad cerebral asociada a estos productos químicos cuando miran fotografías de su pareja.

La lujuria es impulsada por las hormonas sexuales como la testosterona, que puede descentrarnos más de lo normal. Aunque se piense que la testosterona es solo cosa masculina es erróneo, las mujeres también tenemos testosterona, al igual que los hombres tienen una dosis de estrógenos. La testosterona es la hormona del impulso sexual y la agresividad. También los niveles de la hormona del estrés, cortisol, y el producto químico similar a la anfetamina feniletilamina, hace que las emociones aumenten cada vez más.

a11

Otra hormona que también hace su papel es la prolactina, la hormona de la leche. Pero esta hormona es muy curiosa porque no se produce en la mujer (hasta que tenga que dar de mamar, obviamente) sino que se produce en el hombre. El instinto paterno es “activado” por la prolactina y la vasopresina. Aunque esta hormona normalmente aparece cuando hay un compromiso firme en la relación, es decir, unos cuantos años más tarde del enamoramiento.

Los escáneres cerebrales de las personas que están enamoradas coinciden con el dicho “el amor es ciego”. Es completamente cierto. Mientras que las áreas de recompensa de la dopamina están ocupadas en el amor, las regiones relacionadas con las emociones negativas y juicio crítico están completamente apagadas. Curioso, ¿no?

Y, ¿qué pasa en el sexo? ¿Se liberan hormonas?

big-bang-theory-howard-quotes-3

Las relacione sexuales son una bomba de hormonas, neurotransmisores y receptores. Este tema es bastante extenso y hay grandes diferencias entre el hombre y la mujer, por lo que lo comentaré en otro post. En resumidas cuentas las protagonistas son las endorfinas, conocidas como las ‘hormonas de la felicidad‘, aunque no son hormonas, sino opioides (sí, habéis leído bien, OPIOIDES) de secreción interna que suscitan en el cerebro sensaciones tales como éxtasis, anestesia y bienestar. Son las encargadas de disminuir nuestro dolor por tanto la excusa de “hoy no, me duele la cabeza” es errónea. Inventad otra.

No solo las hormonas son las encargadas del amor, también se dan cambios en el cerebro cuando nos enamoramos.

Muchas maneras de comportarse, identificadas por psicólogos y otros especialistas, se deben a grupos de células localizadas en el tallo encefálico. La región más importante de todas es el hipotálamo.

Ubicado por debajo del tálamo y arriba de la hipófisis, el hipotálamo forma parte de las paredes y piso del ventrículo medio en el cerebro. Está constituido por conglomerados de sustancia gris que, además de comunicarse entre sí, se relacionan con zonas distantes del cerebro. El hipotálamo es especial por su íntima y única relación con la sangre y las vísceras. Esto se debe a que ejerce control directo en la hipófisis y muchas de sus células receptoras responden al medio interno y las hormonas circulantes. También tiene conexiones masivas con el sistema límbico, el cual le proporciona información procesada acerca de los estímulos externos y lo capacitan para producir respuestas externas en forma de comportamiento.

La estimulación fisiológica del hipotálamo puede desencadenar muchas respuestas autonómicas:

  • Cambios en la frecuencia cardíaca (el corazón late más rápido -130 pulsaciones por minuto-).
  • Cambios en la presión arterial (la sistólica o máxima se eleva).
  • Hiperglucemia (aumenta la capacidad muscular).
  • Más glóbulos rojos para mejorar el transporte de oxígeno por el torrente sanguíneo (enrojecimiento de la cara).
  • Mayor temperatura corporal con sudoración.
  • Torpeza en ciertos movimientos.
  • Labios resecos.
  • Temblor en las rodillas.
  • Efecto hipnotizador.

Fases del amor. ¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra?

Hay varias fases conocidas cuando nos enamoramos y formamos una relación de pareja. Leí hace tiempo un artículo del ABC que explica muy bien las fases del enamoramiento gracias a la psicóloga Ciara Molina, que no sé si os suena pero ha escrito un libro bastante genial sobre la inteligencia emocional “Emociones expresadas, emociones superadas” que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que disfrutan siendo inteligentes emocionales y a todos aquellos que tienen la capacidad emocional de una cucharilla de té.

robert-pattinson-quotes-14

 «Lo que hace que nos enamoremos de una persona y no de otra se debe principalmente a dos factores, por un lado lo que se conoce con el nombre de la bioquímica del amor y por otro lo derivado del sistema de creencias (pensamiento), necesidades, gustos y experiencias personales que se complementen o asemejen con los nuestros. Es decir, comporta tanto un componente físico como psicológico», aclara. Pero, ¿qué es exactamente la bioquímica del amor? Según Molina, «se trata de todo un conjunto de reacciones emocionales que circulan por nuestro cerebro a través de toda una serie de descargas neuronales (biología) y de una concatenación hormonal (química). La interrelación entre ambos aspectos produce la sensación placentera que conocemos como el amor»

Pero la bioquímica no es la misma en todo el proceso amoroso, y según esta psicóloga, va cambiando a medida que la relación avanza, pudiendo identificar hasta cuatro fases:

1. Enamoramiento.

Es la fase más pasional del proceso, de un año o año y medio de duración, donde lo que predomina es el deseo sexual gracias a la producción y liberación constante de hormonas como la oxitocina o la vasopresina que contribuyen a la pasión. Dicha pasión inicial se caracteriza también por inhibir la serotonina (estabilizadora del humor y la ira entre otras cosas) y desactivar ciertas regiones de la corteza frontal que se encuentran implicadas en los procesos lógicos o de razonamiento, de ahí que tengamos la sensación de que vivimos el amor de una forma mucho más alocada e instintiva en estos primeros momentos.

Por otro lado existen sustancias químicas que captamos a través del olfato, las llamadas feromonas, que son producidas de manera natural para comunicar entre otras cosas el estado anímico y de salud o la disponibilidad o compatibilidad sexual.

2. Amor Romántico.

Desde el punto de vista de la bioquímica del amor es una fase donde la mayor concentración de funciones se encuentran en la zona del cerebro conocida con el nombre de área tegmental ventral de Tsai (ATV) que no es más que un grupo de neuronas implicadas en el sistema de recompensa natural del cerebro, el mismo que actúa en numerosas adicciones, por ello que sintamos en esta etapa como cierta obsesión por la persona amada. Dicha área es importante en la cognición, la motivación, el orgasmo y muchas de las emociones intensas que experimentamos en el amor, entre otras cosas. Esta parte del cerebro se encuentra en el llamado cerebro reptiliano (primitivo), que es el que tiene que ver con la supervivencia: comer, beber, mantener relaciones sexuales y sentir la necesidad de protección. Por lo que convierte al amor romántico como una necesidad casi imposible de evitar.

La principal actividad se encuentra en una serie de células que sintetizan la dopamina, sustancia relacionada con los cambios de humor, la euforia y la motivación por conseguir un objeto concreto, en este caso mantener la relación con la persona amada. ¿Por qué decimos que en cierto modo convertimos a la otra persona en una obsesión? Porque la combinación de norepinefrina y dopamina hacen que enfoquemos la atención sobre esa persona en concreto, y eso ayudado por los bajos niveles de serotonina hace que el pensamiento se vuelva repetitivo, obsesivo en parte.

3. Amor Comprometido.

En esta etapa del amor, empiezan a destacar aspectos más psicológicos del proceso, como la negociación de roles dentro de la pareja, la solución de los primeros conflictos, el aumento del compromiso de lealtad y la exclusividad como pareja. ¿Quiere decir esto que no existe pasión sexual? Sí existe pero deja de ser lo primordial, dejando paso a unas emociones mucho más relajadas, de satisfacción y bienestar, gracias a la segregación de endorfinas y encefalinas. Producen una gran sensación de felicidad lo que hace que la adicción al amor se mantenga.

4. Amor Compañero.

Y por último está el amor compañero, que no se da en todas las parejas, donde la pasión romántica y erótica se ve reducida normalmente por la falta de incentivos y la monotonía dentro de la unión. Al no tener tantas relaciones sexuales los niveles de oxitocina bajan, dando lugar a un amor más sereno, de asentamiento de la pareja, de compañerismo.

A modo resumen, indica esta experta, «podemos decir que el enamoramiento implica el deseo que se tiene sobre la imagen de la persona por la que te sientes atraído/a. Es común que en esta fase no racionalicemos lo que hacemos, nos dejamos llevar y queremos agradar por encima de todo. Cuando llega el amor, sin embargo, desaparece la idealización para dejar paso a descubrir lo que nos gusta y nos llena de la persona con la que compartimos la vida. Podríamos decir que entramos en una etapa de amor profundo y comprometido, en el que ambos miembros de la pareja se complementan, respetan y cuidan mutuamente».

Sistema de creencias

Pero el amor, concluye esta experta, no es sólo bioquímica, «ya que aunque nuestros sentimientos dependen, como acabamos de ver, de la actividad cerebral y la acción química de neurotransmisores y hormonas, existen otros condicionantes que favorecen el enamoramiento de una u otra persona». «Somos seres sociales y como tales nos relacionamos a todos los niveles, también cuando nos enamoramos. El amor es una emoción que se expresa a través de un sentimiento y se canaliza a través de una acción que guarda coherencia con nuestro pensamiento (sistema de creencias). Por lo que tendemos a fijarnos en personas que guarden relación con nuestra manera de ver la vida o nuestros gustos, aquello que nos haga sentir plenos. Una cosa es la reacción instintiva (química) sobre la que no tenemos control, y otra la parte más reflexiva y analítica que identifica si la persona por la que sentimos atracción nos complementa».

¿Os ha quedado un poco claro el tema?

anigif_enhanced-1356-1399591220-14

Ahora que sabéis todo esto no creáis que os libraréis del hijo puta de Cupido, os volveréis a enamorar porque está en nuestros genes (por el tema de que hay que reproducirse y todo eso). Aunque quizás y no mirándolo tanto desde el punto de vista biológico, quizás ya no nos enamoremos por razones reproductivas sino por razones sociales y personales. Pero esto es otro tema y no tiene nada de objetivo.

En el próximo post os explicaré qué nos pasa exactamente cuando mantenemos relaciones sexuales (hablando cerebralmente). También si queréis y para hacerlo más amenos podéis preguntarme dudas o curiosidades acerca del cerebro y lo estudiaré para ponerlo en los próximos post (no es que se me estén acabando las ideas, ejem…).

Lo dicho, a disfrutar, a enamorarse mucho, a que os rompan el corazón poco y no os rebeléis contra el amor. ¡Sentidlo! JUST FEEL IT!

new-girl-schmidt-quotes-35

Bibliografía:

Fundamentos de fisiología de la conducta. Carlson, Neil R.

Fundamentos de psicobiología. Abril Alonso, Agueda Del ; Ambrosio Flores, Emilio ; Blas Calleja, Mª Rosario De ; Caminero Gómez, Ángel A. ; García Lecumberri, Carmen ; Pablo González, Juan Manuel De.

https://antropologiafisicaparaque.wordpress.com/tag/fisiologia-del-amor/

http://www.abc.es/familia-parejas/20150211/abci-feronomas-enamorarse-enamorados-201502051303.html

http://www.quo.es/tecnologia/que-pasa-en-nuestro-cuerpo-al-enamorarnos

Tipos de amor

En esta nueva etapa de mi vida estoy descubriendo el mundo de las relaciones. No quiero decir con esto que cada día tenga una nueva pareja, no, si no que estoy analizando, comprendiendo y aprehendiendo el mundo de las relaciones y el amor. Lo primero que he descubierto es que no es tan difícil como muchos piensan. Doloroso sí, pero no difícil.

Antes de nada para poder amar y ser amado hay que conocerse muy bien a uno mismo. Saber el por qué de nuestras emociones, sin ningún tipo de excusa o tabúes, es muy importante en el camino al amor. ¿Por qué? Porque si no nos conocemos, si no sabemos cómo vamos a reaccionar ante un ataque de celos, cómo vamos a reaccionar ante una discusión, un cambio de planes o un cambio de nuestros sentimientos hacia la otra persona… no estamos preparados para amar bien y recalco la palabra bien. Se puede amar de muchas maneras pero hacerlo bien… casi nadie lo logra.

El amor nos vuelve locos, nos hace tener miedo, nos hace vulnerables y nos hace débiles por eso hay que tener una gran personalidad para poder combatir estas características. Amar no debería significa debilidad ni dependencia. Tú eres tú y tu pareja es otra persona, que hayáis decidido seguir parte del camino juntos no significa que tengáis que depender el uno del otro, que tengáis que abandonar vuestros sueños, que tengáis que abandonar vuestro camino para seguir el camino de vuestra pareja. Así no se ama bien, así se ama dependientemente.

Hay que saber y entender que cada persona es un mundo. ¡No abandones tu mundo por otro mundo! Tienes que cuidarlo y criarlo tú solo, con tus experiencias y tu sabiduría. Tener una pareja que cuida su mundo y que también puede visitar el tuyo y viceversa, ¡eso es saber amar!

Pero esto es un tema bastante largo y distendido del que hablaremos en otra ocasión. Hoy vamos a hablar de los tipos de amor y de los tipos de relaciones. Me he dado cuenta que el ser humano necesita saber en qué punto está a la hora de hablar de una relación, de ahí que se inventen tantos términos como hay hoy en día: amigo, follamigo, amigovio, novio, comprometido, marido… Necesitamos clasificar nuestras relaciones y dependiendo del término que estemos usando, nos comportamos de una manera u otra. Para mí el clasificar, darle nombre a una relación hace que se limite, pero esto es mi opinión.

Bien, todos debéis conocer la teoría triangular del amor de Robert Sternberg. Es un psicólogo estadounidense, profesor de la Universidad de Yale y ex presidente de la APA (American Psichology Asociation). Las principales investigaciones de este interesante psicólogo se basan en la inteligencia, la sabiduría, creatividad, amor y odio.

La teoría triangular del amor se basa en una relación interpesonal (según la RAE, que existe o se desarrolla entre dos o más personas) según tres componentes diferentes: intimidad, pasión y compromiso. Os suena, ¿verdad? Para los que no sepáis de estar teoría os lo voy a explicar.

Imaginemos un triángulo, donde cada vértice es un componente.

Bien, ahora imaginemos que mezclando esos componentes (intimidad+pasión, pasión+compromiso, intimidad+compromiso…) nos da como resultado un tipo de relación, donde la suma  de los tres componentes es el amor completo o amor consumado. Quedaría tal que así:

Ahora expliquemos qué es exactamente cada tipo.

Falta de amor: No existe pasión ni intimidad ni compromiso. No es una forma de amor, puesto que no existe amor en ninguna de sus manifestaciones. Ejemplo: conocidos, compañeros de trabajo… Las relaciones formales.
  1. Cariño: En este caso, no debe tomarse en un sentido trivial. Este es el cariño íntimo que caracteriza las verdaderas amistades, en donde se siente un vínculo y una cercanía con la otra persona, pero no pasión física ni compromiso a largo plazo. Como por ejemplos, los amigos y los colegas, pero no los mejores amigos con los que se tiene una relación profunda.
  2. Encaprichamiento: Es lo que comúnmente se siente como «amor a primera vista». Sin intimidad ni compromiso, en cualquier momento.
  3. Amor vacío: Existe una unión por compromiso, pero la pasión y la intimidad han muerto. No sienten nada uno por el otro, pero hay una sensación de respeto y reciprocidad. En los matrimonios arreglados, las relaciones suelen comenzar con un amor vacío.
  4. Amor romántico: Las parejas románticas están unidas emocionalmente (como en el caso del cariño) y físicamente, mediante la pasión, pero no en el compromiso de estar juntos. Por ejemplo sería un amor de verano o relaciones de muy corta duración.
  5. Amor sociable o de compañía: Se encuentra frecuentemente en matrimonios en los que la pasión se ha ido, pero hay un gran cariño y compromiso con el otro. Suele suceder con las personas con las que se comparte la vida, aunque no existe deseo sexual ni físico. Es más fuerte que el cariño, debido al elemento extra que es el compromiso. Se encuentra en la familia y en los amigos profundos, que pasan mucho tiempo juntos en una relación sin deseo sexual.
  6. Amor fatuo o loco: Se da en relaciones en las que el compromiso es motivado en su mayor parte por la pasión, sin la estabilizante influencia de la intimidad.
  7. Amor consumado: Es la forma completa del amor. Representa la relación ideal hacia la que todos quieren ir pero que aparentemente pocos alcanzan. Sin embargo, Sternberg señala que mantener un amor consumado puede ser aun más difícil que llegar a él. Enfatiza la importancia de traducir los componentes del amor en acciones. «Sin expresión —advierte—, hasta el amor más grande puede morir». El amor consumado puede no ser permanente. Por ejemplo, si la pasión se pierde con el tiempo, puede convertirse en un amor sociable.

Ahora el mundo de las relaciones no es como antaño la de nuestros padres. Los jóvenes de ahora conocen más y experimentan más cosas de lo que hicieron sus padres. Eso tiene su ventaja y su desventaja. La ventaja es que, de esta manera, podemos experimentar, conocer y tener experiencias que nos sirvan para crecer como personas y sobre todo, que nos sirvan para estar preparados para la relación de nuestra vida (si es que algún día llegamos a tenerla). La desventaja es que al crecer viendo películas, leyendo libros, escuchando canciones que nos enseñan que el amor lo es todo, que el príncipe azul llegará, que el amor es un sentimiento que te da alas y te hace volar a países de ensueño… no estamos preparados para amar porque no sabemos lo que es el amor. Nos han educado muy mal en este tema. Nuestros padres nos enseñaron que, simplemente, un día, conocieron al amor de su vida y se casaron y tuvieron hijos. Fin. No nos enseñaron a que el amor duele, a que primero tenemos que querernos nosotros mismos para poder querer y ser querido por otra persona, que el amor es un equipo formado por dos personas, que no siempre es maravilloso, que habrá discusiones, peleas y lágrimas pero que si es tu amor verdadero, que si es de verdad, podéis superar cualquier obstáculo que haya entre vosotros y en el camino de cada uno. El problema también es que pensamos que eso tiene que ser así con nuestra pareja actual cuando en realidad es bastante improbable. O a lo mejor lo es pero llegará un día en el que uno de los dos tenga que decir adiós porque necesite recorrer otro camino. Y eso no está mal, ni es malo, ni cruel. Porque lo primero que tenemos que saber al amar es que cada uno tiene su camino y que es muy difícil encontrar a una persona que su camino y el tuyo estén unidos todo el trayecto.

He leído este artículo también muy interesante en el que hay algunas frases que me han marcado porque reflejan exactamente lo que quiero decir.

http://www.huffingtonpost.com/dr-carmen-harra/love-and-relationships_b_4923039.html?utm_hp_ref=healthy-living

Carmen Harra, psicóloga clínica y experta en relaciones, las emociones y el apego nos impulsan a extender forzadamente relaciones destinadas a ser temporales. Tenemos la necesidad de seguir y agarrarnos a una relación que sabemos que está muerta, pero por el miedo a hacer daño o el miedo a soltarlo y comenzar una nueva vida nos lo impide.
Por ello, cuando nos enfrentamos a una relación complicada o no satisfactoria es importante reflexionar al respecto y “sopesar la verdad de nuestra propia relación”.
La experta explica que existen cuatro tipos de relaciones amorosas. “Cada una sirve a un propósito único y necesario para nuestra mejora y evolución. Podemos experimentar sólo un tipo de relación a lo largo de nuestra vida, o podemos pasar a través de la gama completa, esto depende de la curiosa interacción entre el destino y el libre albedrío”, afirma.

1. Transitoria
“Una relación transitoria actúa como un puente entre dos fases de la evolución”, señala Harra, añadiendo que con ésta se puede lograr un cambio o aliviar la carga de los grandes cambios de la vida. Por ejemplo, una relación durante la adolescencia permite madurar y aprender las primeras lecciones en torno al amor que servirán en el futuro.
Asimismo, una relación transitoria después de un largo matrimonio que terminó, puede ayudar a una persona a hacer frente al divorcio hasta sanar las heridas.
Las relaciones transitorias son temporales, pero sirven para “empujar suavemente a una persona de un nivel de autotransformación al siguiente”, dice la experta.
2. Kármica
“El karma no es una fuerza maliciosa que trae de vuelta nuestras malas acciones de nuevo a nosotros. Es la acumulación energética de cada una de nuestras acciones, tanto buenas como malas”, señala la psicóloga, añadiendo que una relación kármica siempre implica la ruptura de algún patrón o ciclo de situaciones recurrentes. Además, suelen ser muy intensas.
Sin embargo, cuando se logra romper el patrón determinado, la relación puede llegar a su fin porque el objetivo se ha cumplido. “Las relaciones kármicas son experiencias enriquecedoras que pueden ser progresivas, y satisfactoria , ya sea temporales o de largo plazo”, explica.
3. Compromiso
Según Harra, es la más común de las 4, se produce cuando dos personas se unen sobre una base de comodidad, que se puede relacionar con la estabilidad financiera o emocional. La experta dice que muchas relaciones siguen este camino porque les resulta difícil tomar rumbos diferentes, no por amor.
“En pocas palabras, ‘se establecen’ el uno para el otro. Pueden tener hijos, lo que les hace sentir que se supone que deben estar juntos, aunque ninguno de los dos esté completamente enamorado. Las relaciones basadas en un compromiso nos mantienen atrapados en una ‘zona de confort’”, señala la terapeuta.
Ella añade que es importante evaluar si estamos realmente contentos con nuestra pareja, o simplemente cómodos. “En mi práctica a menudo escucho a mis pacientes declarar que su esposo es un gran padre para sus hijos, pero que ellos saben en el fondo que su relación es un compromiso”, afirma.
“He visto relaciones de compromiso que han durado toda la vida, porque ninguno de los dos quería dejar ir al otro. Aunque el problema de las relaciones de compromiso es que uno o ambos cónyuges pueden no estar completamente satisfechos, la decisión de quedarse o irse es personal”, manifiesta.
4. Conmovedora
Este tipo de relación sentimental representa un lazo más profundo que el nivel físico o emocional. Suelen durar mucho tiempo y “están marcadas por una intensa conexión entre dos personas, una que incluso puede ser difícil de transmitir con palabras”.
“Pueden terminar las frases del otro, son los mejores amigos y han adoptado la mentalidad de ‘nosotros’ contra el mundo”, indica la profesional.
Esto no quiere decir que no experimenten problemas a lo largo de la relación. La diferencia es que son capaces de resolverlos con mayor facilidad que las parejas que no están vinculadas por lazos sentimentales tan fuertes.

“Las relaciones amorosas ocupan un lugar fundamental en nuestras vidas. Pero tal vez nuestra tarea más difícil consiste en desenredar el nudo emocional para revelar la función principal de nuestra relación. Separarnos a nosotros mismos de nuestros sentimientos lo suficiente como para evaluar la autenticidad de nuestra relación, puede hacer un mundo de diferencia en la calidad de amor que damos y recibimos”, afirma Harra.

Es muy curioso esta teoría de la psicóloga Harras. Mi filosofía de vida es que la vida es un aprendizaje, sobre todo para conocerte a ti mismo. Cada persona que forma o ha formado parte de tu vida te ha enseñado algo. No existen las relaciones erróneas, porque algo valioso has aprendido con esa relación, por mucho que haya dolido o por muy arrepentido que te hayas sentido. Creo que cada persona tiene algo que enseñarte y que, cuando esa persona ya no puede enseñarte nada más, es mejor dejar o cambiar el tipo de relación que tienes con esa persona, dependiendo de tus sentimientos e historia con esa persona. Es una decisión que tendrás que evaluar. Una relación maravillosa puede volverse una relación tóxica porque las personas cambian (véase http://todorectohastaelamanecer.com/2014/10/27/las-personas-cambian/ ) y hay que aceptarlo y comprenderlo. Por tanto, antes de sentirnos despechados, traicionados o abandonados preguntémonos si es que no estábamos preparados para amar o si es que nuestro amor se convirtió en una relación de dependencia.

Hay que amar con el corazón pero hay que prepararse para ello con la cabeza.

Fuente: BioBioChile http://www.biobiochile.cl/2014/03/17/experta-indica-cuales-son-los-4-tipos-de-relaciones-de-pareja.shtml

Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_triangular_del_amor

Las personas cambian

Las personas no cambian con el tiempo, el tiempo es que te deja ver quienes realmente son

Mentira. Y gorda. Las personas cambian constantemente y detrás de esos cambios hay experiencias, secretos e historias. Cuando alguien me dice “-La gente nunca cambia” siempre le pregunto “-¿Y tú? ¿Eres igual que hace tres años?”. Siempre me dicen que no con la mirada sorprendida y después reflexionan. Nunca me he encontrado con una persona que me diga que es exactamente igual que hace tres años y si algún me encuentro a alguien así… lo sentiré por él/ella.

Hay que cambiar. Y si es para mejorar, genial. No somos seres estáticos, no somos personalidades fijas porque si lo fuéramos, eso significaría que no hemos vivido, que no hemos sufrido, que no hemos amado, que no hemos aprendido y que no hemos fisgoneado en nuestro interior. Que no hemos viajado a nuestro mundo interior, que no hemos explorado esos recónditos lugares que albergan en nuestro más profundo bosque del que nunca solemos encontrar la misma salida cada vez que entramos. Si es que logramos entrar.

Las personas cambian. Cambian sus sueños, cambian sus tristezas, cambian sus alegrías, cambia su sonrisa… Cambia su manera de pensar, cambia su manera de ilusionarse… Cambia su manera de amar. Cambia su manera de enamorarse, si es que logra volver a enamorarse. Cambia su manera de encerrarse, cambia su manera de protegerse, cambia su manera de acurrucarse contra sus rodillas para poder sentir calor humano… Cambian sus lágrimas… si es que puede volver a llorar.

Tu mejor amigo/a seguirá siendo tu mejor amigo si aceptas que va a cambiar… La relación con tu pareja será mucho mejor si aceptas que no será la misma persona que era al principio, que no sentirá las mismas cosas que sentía al principio y que puede que el amor romántico haya dado paso a un amor profundo de amistad… No es malo. Cambiar no significa que sea algo malo. Lo malo es ser estático puesto que significa que no va a haber un avance en la vida de esa persona. Se quedará estancada, echará raíces en una tierra poco fértil y, para qué engañarnos, no somos árboles. Sus sueños se irán perdiendo en un bruma cada vez más liviana y acabarán evaporándose quedando solo una pequeña mota como recuerdo. ¿Y qué es una mente sin sueños? Absolutamente nada. Una vida sin sueños es una vida en la que lo único que haces es respirar para sobrevivir, no para vivir.

Los cambios son buenos. Pasarán personas por nuestras vidas, unas se quedarán e incluso se quedarán de una manera diferente a cómo empezó vuestra relación… Otras se irán, porque serán personas de tránsito que siempre te ayudarán a superar tus temores y a conocerte mejor a ti mismo. Todas tus relaciones, ya sean de amor, de amistad, de familia… todas y cada una de ellas te ayudarán a seguir el camino más importante de toda tu vida, camino que emprendes y finalizas tú solo: conocerte. Y conocerás muchas facetas de ti en diferentes ámbitos, en diferentes situaciones, en diferentes emociones… porque tú vas a cambiar, a veces para mejor, otras para peor… pero vas a cambiar. Así que procura que siempre sea para ser mejor persona de lo que ya eres. Ese es nuestro cometido en nuestra vida y será la empresa más grande en la que te veas involucrado.

No te abandones, adéntrate en ti mismo, atrévete a conocerte. Ten el valor, el coraje, la valentía y la osadía de querer conocerte, comprenderte, saber qué eres y quién eres. Hazlo o lo único que estarás haciendo en este mundo será sobrevivir y no vivir.

Las personas cambian y generalmente se olvidan de comunicar dicho cambio a los demás. Lilliam Helman