Mamandurrias moralas

Antes de que se me eche encima todo Navalmoral de la Mata, orgullosa de su pueblo como debe de ser, he de decir que, ante todo, yo soy morala. De pura cepa, además. Nacida y bien criada hasta mis 22 años, de familia morala de raíz, de eso que te preguntan los abueletes ¿y tú de quién eres? y si les digo mi apellido no tienen ni pajolera, pero ¡ay, como les diga el mote moralo de mi familia! Ahí sí ya saben quién soy, de quién soy hija, nieta, prima, sobrina y hasta quién fue mi mejor amiga del cole, sí, esa a la que yo le metía hormigas rojas por el vestido y las bragas… siempre fui una niña modelo a seguir.

Siempre que tengo oportunidad, cojo el avión y voy al pueblo. Ver a mi familia, los amigos, los bares y las tapas del pueblo son unas muy buenas y merecidas vacaciones. Cuando voy en el bus camino a casa y veo el cartel ese de “Bienvenido a Extremadura”, me empiezan a temblar las piernas y las mariposas del estómago revolotean… y de todos es sabido que eso es estar enamorada. Claro que me encanta mi pueblo: su gente, su calle principal, sus chorrocientos bares por habitante, salir los sábados de cañas todo el día, luego ir a ver el Navalmoral F.S y seguir con los copazos de la noche; los domingos a pasar la resaca con unas buenas migas de mamá, echarnos la siesta hasta las zurrimil y el fútbol de por la tarde que después se complementa con el paseo nocturno acompañado de helado… y como buena morala que soy, estoy hasta los ovarios del pueblo al 3er día. Es algo que solo los moralitos y moralitas entendemos, explicárselo a los de fuera no tiene sentido si no habéis pasado por Navalmoral.

Pero la última vez que aparecí por el pueblo me llevé una sorpresa. Pero no de estas sorpresas guays, no, sorpresas de mierda que dices “me cago en la Virgen”. Y nunca mejor dicho. Porque sí, amigas, voy a hablar del nombramiento a alcaldesa perpetua de la Virgen de las Angustias. Cómo se te queda el cuerpo, ¿eh? Porque yo casi me añurgo cuando me lo dijeron.

Mírala, qué bonica ella

Navalmoral de la Mata ha sido noticia en toda España por esta semejante mamarrachada (sí, mamarrachada, mamandurria, chorrada de tres pares de ovarios) que el Grupo Independiente por Navalmoral (supuestamente un grupo político que se debería dedicar a cosas serias y no al Club de la Comedia aunque serían muy buenos candidatos) propuso al pleno del ayto. de Navalmoral de hacer alcaldesa perpetua a la Virgen de las Angustias, patrona del pueblo, donde PP, PSOE y Extremeños votaron a favor de darle un bastón a una figura que suelen sacar a pasear en eso que llaman Semana Santa y no vuelve a ser recordada. Solo IU y Ciudadanos votaron en contra demostrando tener un poquito de cordura.

Y es que esto no va de política, señoras y señores, va de sentido común, no solo porque de todos es sabido, aunque a algunos les cueste, que la religión y la política no debería mezclarse, que vivimos en un Estado aconfesional y que los cargos son para personas reales, pero también y lo más importante aquí creo que se trata de respeto. De respeto a TODOS los habitantes del pueblo, no solo a los católicos. Porque a mí como morala, atea, persona racional y como ser humano, coño, no me hace ni puta gracia que hagan este semejante circo para simbolizar que una figura, que solo existe en la imaginación de un sector de la población, sea alcaldesa de mi pueblo. Es que es de órdago, un chiste malo, malo.

Estaban un alemán, un inglés, un francés y la VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS DE NAVALMORAL DE LA MATA ALCALDESA PERPETUA tomando un chato de vino en el Ébora cuando…

(Otro caso de Aeropuerto Madrid-Barajas-Adolfo Suárez… con lo que nos gusta a los españoles acortar las cosas para no gastar tantas energías… En cualquier caso, sigo con mi discurso).

Aquí la celebrity con los fanses

Es una total falta de respeto a los demás habitantes del pueblo que no son católicos. Y con esto no me refiero a que el próximo año hagan alcalde perpetuo a Mahoma, a Abraham o al gran Obi Wan Kenobi* (que por esta regla de tres de poner a personajes de ficción como My Little Jesus debería ser válido para los demás protagonistas religiosos), sino que no se puede ni se debe imponer ningún tipo de religión a nadie. Cualquier religión es y debería de ser algo personal y privado, no debería tener cabida en lo público, no debería estar en las instituciones. Qué puñetera manía con meternos a la fuerza a dioses… Gente, la religión es como los penes: no la metáis a la fuerza, coño. No mola.

La alcaldesa de Navalmoral, Raquel Medina**, dijo en una entrevista que es solo algo simbólico. Claro que es simbólico, Raquel, nos’ha jodio mayo, pero el simbolismo cumple una función. Como bien dijo mi querido amigo V:

El edificio es un símbolo, como lo es el acto de destruirlo. Los símbolos solo tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada […]

Por lo tanto, entregar simbólicamente un título de alcaldesa a una Virgen dice más de lo que parece a primera vista. Lo primero, como ya he señalado, la falta de respeto dictatorial que tienen los católicos a las demás religiones y a los ateos, imponiendo SU religión. Nadie ha preguntado a los demás habitantes del pueblo, los que no somos católicos, si queremos a esta señora de alma en pena como representante del pueblo (en serio, es que lo leo una y otra vez y es de coña, vamos). Lo segundo, la comodidad que tienen los políticos españoles metiendo a la religión católica en las instituciones, eco de las costumbres y tradiciones de este país de darle a la Iglesia total poder e impunidad (que se lo digan a Paquito). Lo tercero, la hipocresía de esta gente, ya que si esta propuesta hubiera sido realizada por, por ejemplo, musulmanes, se echarían todos a la calle pidiendo el respeto a las demás religiones y a la libertad, cuando ellos estarían haciendo exactamente lo mismo que estáis haciendo vosotros. Touché, ¿eh?

Señoras y señores, a mí me da igual cómo pierdan su tiempo y cómo disfruten su ocio, pero en temas religiosos déjennos a los demás al margen. Respeto su libertad a ejercer su religión pero jamás respetaré que traten de imponérmela… porque entonces vamos a tener un problema muy serio y me pasaré su religión por la vulva. Y entonces sí que con la Iglesia habremos topado.

 

 

Sé que esta opinión puede traer cola a mis queridas moralas y moralos, sabiendo que el tema está bastante caldeao, y que a muchos les sentará muy mal y se sentirán ofendidos pero, aparte de que me la trae al pairo, la verdad sea dicha, y que yo suelo decir mi opinión sin muchos filtros, creo que deberíais sentaros, querido grupo de fans de la Virgen y el partido del Grupo Independiente (pero no independiente de la Iglesia, ¿eh? JÁ), e intentar racionalizar, con mi más profundo respeto y cariño, la gilipollez absurda que habéis propuesto y que, para colmo, fue aprobada en el pleno del ayuntamiento. Joder, es que es de ser inútiles, somos el hazmerreír de España, olé vuestros huevos toreros.

También sé que no soy una gran fan de la Virgen, vale, es cierto. No me gustó su último álbum Chúpate esa, Virgen del Pilar, aquí manda mi panda*** ya que me pareció una copia barata de Osiris y Ptah, me vais a comer toda la bacanal de la gran Atenea (saca próximo disco el año que viene).

En cualquier caso, y ya lo digo en serio, moralos y moralas, mejor preocuparse de lo que de verdad le hace falta al pueblo y seguir trabajando por mejorarlo, que esto sí que es cosa de todas. Ser de Navalmoral de la Mata es un orgullo así que hemos de cuidarlo.

*El Jediismo es la séptima religión mundial,la cuarta más popular en Reino Unido, con unos valores y ética mucho mejores que el cristianismo, en mi opinión.

**Decir que Raquel Medina es una de las mejores alcaldesas que ha tenido Navalmoral de la Mata, fomentando la cultura, las políticas de igualdad y ofreciendo un mejor servicio y trato a los habitantes del pueblo. Gracias, Raquel.

***En Navalmoral tenemos varias canciones dedicadas a la Virgen, qué le vamos a hacer.

La Virgen de las Angustias

le dijo a la del Pilar:

—Tú eres patrona de España

y yo de Navalmoral.

La abulia política

Alguna vez que otra os he hablado de política, pocas veces por aquí (no os metáis en mi Twitter, NO OS METÁIS EN MI TWITTER) porque esto lo uso más para noticias y artículos de psicología y ciencia, pero dado que ahora estamos viviendo unos meses políticamente muy intensos sí que voy a escribir un pelín sobre ello. No os voy a poner a hablar de los partidos y grupos políticos porque ya bastante bombo nos están metiendo. Simplemente os voy a hablar de la conciencia política de la sociedad española que es NINGUNA.

Quizás algunas personas sí saben (sabemos) más de política: hemos leído libros políticos, nos interesa conocer los programas electorales de los partidos, leemos a doctores, licenciados o alumnos de Ciencias Políticas y estamos al tanto de la actualidad política no sin antes conocer la historia y las decisiones políticas que se tomaron en el pasado y las consecuencias que repercuten en el día de hoy. Yo soy una persona muy, muy política, no me metí en Ciencias Políticas porque la Psicología me hacía más feliz, lo que pasa que a menudo olvido eso y sigo hinchándome a política un día sí y otro día también. El problema que tiene la sociedad española es que es increíblemente vaga y olvidadiza acerca de su propia política y su historia. Cuando hablo con la gente acerca de política me sorprende la cantidad de desinformación y gilipolleces que pueden soltar y quedarse tan anchos. Luego les pregunto que si han leído o se han informado sobre estos temas, me dicen que sí y basta con hacer 2 preguntas para desmontarles todas sus creencias de inteligencia. Básicamente lo que se conoce en Internet como un “cuñado” o “cuñada”.  Este tipo de gente, que son la mayoría de la sociedad, me ayudan a que florezca mi ira homicida y me entren ganas de reventarles la cabeza con un taburete (ya que son de inteligencia de barra de bar). Luego en cuanto les argumentas razonablemente empiezan con los insultos de populista, comunista, roja, vete a Venezuela (ah, no,que  ya Venezuela es súper guay y ya no es una dictadura ni está sumida en la pobreza yCÓMEME EL COÑO).

A mí me encanta hablar con personas que tiene una ideología fundamentada e informada sea o no diferente a la mía porque es como mejor se aprende. AHORA, lo que no soporto es hablar con personas que no tienen ni idea y no les da la gana informarse. Y cuando digo informarse me refiero a conocer y saber, no leer los periódicos ni ver los telediarios, todos sabemos que la gran mayoría de los medios de comunicación y los más populares de España son una BAZOFIA y así (no con estas palabras) lo dijo la Universidad de Oxford hace algunos meses http://periodistas-es.com/medios-espanoles-los-menos-fiables-segun-la-universidad-de-oxford-55863

Está claro que popularmente vivimos en la era de la desinformación masiva o manipulada pero si nos salimos de los medios típicos y comunes podemos encontrar otros medios y periodistas que sí son más fiables, el problema es que hay que buscarlos. Como pasa con todo, si una persona está interesada hará lo posible para saber y tener su propio razonamiento, el problema es que esta sociedad que es vaga para ir a comprar el pan andando es también vaga para pensar. Es mucho más fácil hacer caso a lo que dicen los medios “ama a tu país pero odia a (pon aquí algún país que digan que es comunista)”. Y así nos quedamos tan panchos.

Yo soy un buen español porque me pongo la banderita, voy a los toros y odio a los que piensan como yo. Voto a los que se llaman españoles porque es bueno para España. Los rojos solo quieren hundir el país. Menos mal que llegó Franco para salvarnos del comunismo.

(Pensamiento típico del gilipollas nacionalista mientras fuma un puro y lleva tirantes para sujetarse los pantalones. O esa mujer que lleva el pelo lleno de laca Nely que va a misa los domingos pero en su puta vida ha hecho alguna labor social).

El caso es que teniendo en cuenta que quien quiere saber, lo hace y tan solo sabiendo buscar por Internet (que tampoco os estoy mandando a cavar con pico y pala) me parece bochornoso que la gente siga viviendo en su burbuja azul (o naranja) solo porque le teme a algo que ni siquiera sabe lo que es. ¡OJO! No estoy diciendo nada en contra de aquellas personas que dicen que son de derechas (porque no se nota que soy de izquierdas, ¿no?) y saben lo que es el liberalismo, capitalismo, comunismo y socialismo, ahí sí podría hablar con esas personas aunque tuvieran una opinión distinta a la mía porque son personas que se preocupan por saber y conocer la política (que sí, que también hay personas de derechas que saben de política y son inteligentes, por supuesto). Pero la gente que se cree que sabe y luego dice chorradas como “el comunismo es que todo es de todos” pues mira, chico o chica, cojo y te reviento el mocho. ¡LEE! Vaya locurón, ¿eh? Decirte que leas y te informes antes de hablar de algo de lo que no tienes ni zorra. ¡Uf! ¡Qué cosas dice la roja esta!

También, aparte que la gente es más vaga que yo los domingos, pasa una cosa muy curiosa en España y su razón es histórica. Mientras en la mayoría de países europeos el fascismo es ilegal y está penado con cárcel, en España se alaba. O se le resta importancia. Los malos fueron los republicanos (que como sabéis, una República no tiene por qué ser de izquierdas, mira Francia, Alemania, Italia, Portugal, Grecia… hay gobiernos que son de derechas o de izquierdas pero son una REPÚBLICA, locurón total). Y, sabéis por qué, ¿no? Porque el fascismo ganó en España. Porque el dictador murió en la cama y no derrocado. Tenemos a franquistas en nuestros gobiernos e instituciones. El franquismo no murió, sigue entre nosotros, por eso creo que hablar con este tipo de personas es más complicado ya que fueron criados en esta etapa o por padres que vivieron en la dictadura. Todo es educación y conocimiento.

No pasarán, no pasarán… y pasasteis.

Me dueles tú

Siempre has sido una persona sensible, que no débil. Has sabido ponerte siempre en el lugar de los demás, querer conocer su historia, su pasado para poder entender su presente, has hecho esto tanto con las personas como con la historia y la política. El pasado son las explicaciones de por qué el presente es una mierda y no solo en lo que pasa a nuestro alrededor, sino en la mierda de presente en el que vive mucha gente.

Estás jodidamente rota pero tú, por lo menos, has logrado ir pegando tus cachitos para ir aguantando el camino, no eres como esas personas que están rotas y siguen rotas porque no tienen los cojones/ovarios suficientes para tirar hacia delante. O, simplemente, porque no quieren ir pa’lante. Hay mucha gente así. No te lames las cicatrices, te lames las heridas cuando sangran. No vives anclada en tu pasado, sigues adelante, mirando hacia atrás solo para ver cuánto has logrado avanzar. Que no es que haya sido poco.

Siempre te decían que tenías que levantarte, sacudirte el polvo y seguir. Siempre seguir, nunca quedarte quieta. Que no debías anclarte, que tenías que seguir moviéndote. Pero nadie te avisó de la mierda que se queda en el puto agujero que cada vez se va haciendo más grande. ¿Limpiarlo? Debería, pero hace ya tiempo que no encuentro el producto idóneo. ¿Qué se usaba para esto? No lo recuerdo.

Suena el despertador y otro día más. Trabajar, leer, escuchar música, tomar un café con una conversación banal, leer las noticias: una bomba aquí, otra bomba allá, discutir con trogloditas sobre ética y moral, ver una película de conciencia social donde terminas por llorar e ir a la cama sujetándote el pecho no vaya a ser que se te vuelva a salir. Y aguantas para el día siguiente. Sueños donde no descansas, viendo su cara, hablando del frío, de los buenos días, del universo y de que le jodan a todo y a todos. “¿Cómo estás hoy?”, “Bien, muerto se está bien. Pero siempre te extraño”. Vuelves a sujetarte el pecho dormida. Y suena el despertador y otro día más.

Seguir estudiando, leyendo, informándote… para tener un arma con el que no puedan manejarte ni manipularte, una idea, un argumento razonable, no ser una marioneta más de esas que el Estado promueve y alimenta. Pero saber más solo hace que cada día esté más jodida, más deprimida, más llena de dolor y rabia contra esos gobiernos que juegan a la guerra y morimos nosotros. Y duele que el borreguerío nacional no lo vea. Me dijeron: ¿de qué te sirve saber tanto si así cada día estás peor? Y dije: porque soy libre. Prefiero vivir dolida en la verdad que no vivir una felicidad falsa en la mentira.

Me duele el ISIS, me duele Boko Haram, me duele la OTAN, me duele Europa-USA y su juego de invadir países porque les sale de la punta de la polla. Derramo lágrimas y el agujero se hace más grande al ver las bombas caer en casas, al ver a estudiantes asesinados en Nigeria, me duele la hipocresía de los países occidentales, su cinismo, sus asesinatos solo para sus propios beneficios. Me duele este mundo de mierda donde el ser humano es solo una especie con la característica de matar. Mucho homo sapiens pero poca humanidad.

Odio estos momentos donde la soledad se hace más presente y se incrusta en mi piel, mis ojos, mis emociones, mis neuronas, mi pecho. Me desgarra y me retuerce. Soledad no solo en mi habitación sino en cada segundo que marca el reloj. Convivo con ella, se ha hecho parte de mi almohada. Unos días apenas la noto y otros días me machaca con su aplomo. Pero hay que seguir adelante. Aunque cada vez me pesan más los sueños.

Y es que no dejo de explicarles a los cavernícolas por qué hay que ser solidario, por qué la paz es el camino, por qué la guerra no es la solución, por qué la xenofobia es ignorancia y miedo, por qué el feminismo es necesario, por qué leer es obligatorio. No entiendo, siempre me dijeron que el ser humano es curioso, yo siempre he sido, soy y seré curiosa y para paliar mi curiosidad leo, me informo, pregunto y hablo con personas que saben más que yo. ¿Será, quizás, que el problema de la masa borregueril es que no tienen ni empatía ni conocimiento porque no se han parado a leer ya que no sienten curiosidad por nada? Todos sus caprichos están consentidos, toda su comodidad y sus burbujas opacas separatistas del mundo real están saciadas, por lo que no ven las barbaridades que sus gobiernos hacen y en los pocos derechos que tienen y que cada vez les van quedando menos. Me los imagino ahí arriba, en sus burbujas, mientras unos pocos estamos en el suelo, con los pies en la tierra, sintiendo su pálpito, cómo sangra, cómo llora… Sí, no es cómodo, no es bonito, es una mierda muy gorda pero es esto lo que realmente nos hace humanos. Querer ayudar a nuestros hermanos que mueren por bombas, por terrorismo, por Estados del terror… nos da igual si son claros u oscuros. La solidaridad, la empatía y la humanidad no entiende de colores, géneros u orientación sexual.

No sé si estoy preparada para vivir en este mundo… Quizás los que somos humanos no nos queda sitio ya aquí.

 

 

El precio del miedo. ISIS, Siria e islamofobia

El viernes noche estaba yo tan feliz viendo una película, La lengua de las mariposas, para ser más exactos, cuando me llegó un WhatsApp de un amigo. “La que se está liando en París”. Confundida y mostrando mi gran dote de palabras, siempre presente incluso en los peores momentos, le contesté “Ein?”. Paré la película y me dispuse a entrar en el mejor modo de enterarte sobre noticias de última hora (ya que los medios de comunicación visuales españoles fueron un desastre), combinado con una repulsa increíble hacia ciertas gentuzas: Twitter. Aquello fue desolador.

París había sufrido varios atentados y los terroristas, todavía sin identificar, tenían retenidas a unas 100 personas en una sala de conciertos. De momento había 40 personas fallecidas. La confusión era máxima: nadie sabía nada, parisinos ofrecían sus casas para que nadie estuviese en la calle, personas corriendo por toda la ciudad intentando esconderse, la policía movilizándose de un lado para otro sin saber a qué coño se estaban enfrentando y Hollande dando un discurso en el que las palabras se le atragantaban.

Estábamos todos pegados a las noticias, fueran las redes sociales, como periódicos trabajando a destajo o a Rtve 24h (que lo único que hicieron fue leer el Twitter, bravo). Yo también seguí las noticias irlandesas, que tampoco se llevaron el premio a mejor información (dijeron que después de lo de París iba a haber más olas de atentados en ciudades europeas, grandes periodistas al nivel de Alfonso Rojo, sí señor).

Anyway, los nº de muertos aumentaron y los primeros rumores fueron incrementándose: era un ataque del ISIS. Con esto Twitter y la sociedad enloqueció. Escuché muchas barbaridades como “Europa tiene que cerrar sus fronteras”, “Todo esto es por haber acogido a los refugiados sirios”, “¿Lo ves? Te dije que entre los refugiados había terroristas”, “Voy a ir yo a matar a sus familias en nombre de Dios”, “Todo esto es por culpa de los rojos que no hacen más que traer mierda (refiriéndose a los refugiados) aquí sin pensar en las consecuencias”. Y fue esto, estos comentarios, el odio de la gente, porque no son personas, son gente, hacia los musulmanes que nada han tenido que ver con estos atentados ni con ningún otro, lo que me dio más miedo que el propio ISIS. Porque esto ya se ha vivido antes, porque la historia tiende a repetirse y porque llevamos en una guerra desde hace unos años y ni siquiera os habéis dado cuenta.

El por qué de los atentados y del ISIS

Y ahora me dirijo a vosotros, cuñados de Internet y de la vida en general, gente de inteligencia de la barra del bar que no habéis abierto un puto libro de política y sociedad en vuestra puta vida y os creéis expertos en estos temas por obra y gracia del espíritu santo. Lo primero, empecemos con la historia, ¿quiénes fueron los que fueron a Oriente Medio a crear guerras entre sus paisanos para acaparar el petróleo? Nosotros, el mundo occidental. ¿Quiénes fueron los que financiaron rebeldes hace 20 años creando así Al Qaeda con su consecuente renacimiento como ISIS? Estados Unidos. Y no me lo invento yo, es que aunque ya se sabía, hace un año Hillary Clinton lo afirmó “Nosotros creamos ISIS”. Y los entrenó la CIA.

https://www.youtube.com/watch?v=Dqn0bm4E9yw

Siria, el gran conflicto de intereses

No sé si sabíais que las casas no estaban así de antes, es por las bombas. Y tal.

No sé si sabíais que las casas no estaban así de antes, es por las bombas. Y tal.

Y ahora, Siria, ¿quiénes están financiando a rebeldes sirios quienes han sido absorbidos en su mayor parte por el EI? Reino Unido, Francia, Arabia Saudi, Turquía y USA. España vende armas a Arabia Saudí que a su vez arma al ISIS. ¿Quiénes están con el gobierno de Al Asad contra los rebeldes? Rusia y como observador, China. Al Asad pidió ayuda a Rusia, ya que Rusia tiene los gaseoductos hacia Europa y si Al Asad cae, el próximo presidente podría quitarle los gaseoductos a Rusia y acepte poner gaseoductos directamente a Europa, por lo que Rusia perdería millones de euros y dejaría de tener influencia en Europa. Por lo que nos encontramos en un país en guerra en el que están metidos 6 países y uno como observador. A Rusia le ha llamado Al Asad pero a los demás países no les ha llamado nadie. Francia y Reino Unido han bombardeado Siria porque les ha salido de los cojones, argumentando atacar al ISIS cuando el ISIS está por todo Siria, en resumen, han atacado a población civil por la razón de siempre: control del petróleo y gas natural. ¿No os suenan que estos países ya han estado en guerras antes? La I y la II guerra mundial, para ser más exactos.

Foto tomada después de que Francia bombardeara Siria. Estaba claro que iban a por el ISIS.

Foto tomada después de que Francia bombardeara Siria. Estaba claro que iban a por el ISIS.

Bien, sabiendo esto y entendiendo por qué el ISIS ha atentando en París a grito de “Esto es por Siria” centrémonos en lo importante: la población. Tenemos un país en el que hay nada más y nada menos que 7 países bombardeando Siria, incluyendo su propio gobierno, ¿qué coño hace la población? ¿Ponerse debajo de las bombas con sus familias esperando a morir? No, vienen a Europa. Qué descaro. Vaya gentuza cuando aquí todos sabemos que si sufrimos una guerra no nos moveríamos de nuestro país no vaya a ser que vayamos a molestar emigrando. Claro que sí, champion.

Refugiado sirio con sus dos hijos. Abandonan sus casas para vivir el sueño europeo. Olé.

Refugiado sirio con sus dos hijos. Abandonan sus casas para vivir el sueño europeo. Olé.

 

Por lo que, resumamos: Europa y EE.UU están bombardeando un país, han creado al ISIS y lo están financiando y vendiéndole armas, ya sea directa o indirectamente, matan a su población y cuando la población viene pidiendo ayuda les ponemos vallas. Expropiamos su país, financiamos terroristas y les cortamos el paso, cuando sabíamos perfectamente que iban a venir ya que ESTAMOS DESTRUYENDO SUS CASA, JODER. Lo siento, lo siento, es que me cabrea soberanamente este tema.

francia

Pero lo que más me cabrea es la indiferencia de la gente o sus argumentos de “se nos van a colar terroristas si traemos refugiados”. A ver, cuñadistas de la vida, os informo: los terroristas viajan con pasaportes falsos y en avión. O, atención que os va a explotar el cerebro, ya están en Europa. No se puede negar la ayuda que los refugiados necesitan en una guerra en la que participamos nosotros. Es de ser muy capullo. Quizás y solo quizás si usamos eso que llamamos empatía y nos ponemos en su lugar, quizás seamos un poquito más humanos, que no os vendría mal. Hay muchos seres humanos, pero muy poca humanidad.

12195775_644979118938421_1893588501922440824_n

La islamofobia que estamos viviendo y que vamos a vivir va a ser la hostia. Culpáis a una religión entera por un grupo de terroristas. Cuando Breivick, el terrorista cristiano ultraderechista, mató a 77 jóvenes en 2011 a nadie se le ocurrió insultar y amenazar a cristianos porque “era solo un loco”. ¿Por qué odiáis y rechazáis a personas que tiene otra religión que vosotros? Por miedo. El miedo es el arma más poderosa que tienen los gobiernos para controlaros y lo único que puede combatir eso es el conocimiento. Un pueblo inculto, abúlico y nihilista es el pueblo perfecto para manejar y controlar usando el miedo. La ignorancia es perfecta y esta sociedad, aunque está dotada de toda la información, es ignorante porque es vaga. Tiene de todo, todos sus placeres están servidos por lo que vivís en una burbuja de felicidad y derechos ficticios. No os dais cuenta de todas las barbaridades que los gobiernos hacen con vosotros porque lo tenéis todo cubierto. No estáis educados y lo peor es que creéis que sí. ¿Sabíais todo esto acerca de la guerra de Siria?

12243353_919913434710436_9174529014928787658_n

¿Habéis hablado con musulmanes acerca de la religión, de su vida, de sus intereses? ¿Habéis hablado con gente que ha huido de una guerra? No, porque no vaya a ser que os hagan pensar y ahí vuestra mierda de burbuja se va a romper. No vais a sacrificar vuestra comodidad y vuestra mente comprada por saber la verdad, por tener conocimiento sobre algo. Y lo peor de todo esto es, madre mía, que pensáis que sabéis y habláis, oh, grandes mentes, sin tener ni idea, sin cuestionaros nada. Lo siento, cuñadistas, pero tenéis una vida de mierda.

Después de toda esta charla a lo mejor os preguntáis: si EE.UU creó al ISIS, ¿por qué en tu título pone que hemos sido nosotros? Muy fácil: vuestra islamofobia, vuestros insultos, amenazas, miedo, odio, ira hacia los musulmanes, que se ve enseguida por cómo les miráis, por cómo os apartáis de la cera cuando alguien del Islam pasa a vuestro lado, cuando no vais a comprar a sus tiendas por ser moros, cuando les decís a vuestros niños que no jueguen con esos niños oscuros, cuando criticáis la hiyab sin preguntar a las mujeres musulmanas por qué lo llevan, cuando juzgáis sin conocer a nadie musulmán, cuando en vez de escuchar y callaros lo que hacéis es hablar para ser escuchados sin tener ni idea… ahí se crean los terroristas desde Europa. Con vuestro odio e islamofobia, los jóvenes musulmanes encuentran el apoyo y la comprensión de sus hermanos islamistas, que estos, obviamente, están encantados con que en Europa se desprecie a los musulmanes porque tienen un foco muy grande de reclutar terroristas.

Con los ataques de París, la islamofobia aumentará, lo que aumentarán los jóvenes reclutados por el ISIS. Aumentarán los atentados, aumentará la respuesta de Europa y EE.UU en Oriente Medio, que ahora tienen la excusa perfecta y el apoyo de la sociedad para seguir bombardeando Siria para tener el control del petróleo. Aumentará la extrema-derecha, restringirán libertades en pos de una seguridad ficticia, aumentará la guerra callejera entre cristianos y árabes, el caos. No es ser alarmista, simplemente es saber historia. La historia tiende a repetirse.

No os diré que entraremos en guerra porque, damas y caballeros, ya llevamos años en ella.

151025--FB-inmigracion-refugiados-familia-siria-alemania-periodista-entrevista-camara-corazon-union-europea-europa

 

Trastornos de alimentación. Anorexia y bulimia

Para inspirarme en poder escribir este post, he vuelto a leer los blogs contra los que tanto luché de Ana y Mia. Cuando tenía 15-16 años, entraba en estos blogs para intentar hablar con las chicas (y algunos chicos) que estaban orgullosos de ser princesas y príncipes de Ana y Mia. Hablé con muchísima gente, ofreciéndoles apoyo psicológico (que yo en ese entonces no tenía ni idea de que me dedicaría a la psicología pero sabía que podía ayudarles) y haciéndoles entender que su estilo de vida era muy peligroso para su salud. Algunas personas me escucharon y logré que entraran en razón, que buscaran ayuda profesional, pero fue un número muy reducido; lo que más obtuve fueron insultos por atacar su vida y su libertad de decisión.

Pero a día de hoy, lo que más me ha llamado la atención es que estos blogs siguen ahí, tal y como los dejé hace ya muchos años. O incluso mejor: hay blogs donde cuentan su experiencia de cómo salieron de la anorexia y la bulimia (ya no son amigas, ya no son Ana y Mia) y una sensación de bienestar ha calmado mi angustia sobre las personas que han sufrido estos trastornos tan (disculpad la palabra) jodidos. Os explico el por qué.


Depositphotos_2843608_l-270x270

En los últimos 30 años se ha producido un cambio en la concepción del ideal de belleza y se ha apostado por un cuerpo más esbelto y angular con lo que la delgadez se ha convertido en un signo de éxito y belleza. La proporción hombre-mujer en los trastornos de alimentación es de 1:10, un 95% son mujeres, siendo ellas las protagonistas, por eso en el post usaré el género femenino. La edad de inicio de los trastornos de alimentación está entre los 12 y los 25 años, su momento más crítico es entre los 15 y los 19. La sobrevaloración de la delgadez, los roles de género de la mujer y los factores socioculturales tienen un importante papel en la génesis de los trastornos alimentarios. Los hombres también sufren trastornos de la imagen corporal aunque apuntan mucho más a la vigorexia.

La anorexia quiere decir, literalmente, falta de apetito y es un término habitual para designar un síntoma secundario en la depresión o la gripe. Pero cuando hablamos de anorexia nerviosa, la cosa cambia, este ya es en sí EL trastorno. La anorexia nerviosa es una enfermedad mental y un trastorno alimenticio en el que la persona se niega a comer pero no deja de pensar en cuáles son los alimentos idóneos para no estar gorda y es ahí donde radica la patología (he leído casos de mujeres que llevan una calculadora en el bolso para medir las calorías que ingieren). A mi juicio, las características esenciales de la anorexia nerviosa son la distorsión en la percepción corporal sin que la persona reconozca el progreso de su delgadez, una baja autoestima que se ve recompensada por los elogios del entorno social cuando pierde peso y el factor sociocultural, sobre todo de la industria de la moda y el cine.

Como ya hemos dicho, la característica esencial de la anorexia nerviosa es el rechazo a mantener el peso por encima del valor mínimo normal para su edad y talla. Es muy frecuente que la AN se inicie por comentarios del entorno social de la persona “estás gordita”, “estás rellenita” con lo que se empieza a reducir la ingesta y a obsesionarse con el cuerpo perfecto (así que en vez de decirle a una adolescente que está gordita os metéis la lengua por el culo, ¿va?). Cuando se logra la pérdida de peso deseada, siguen reduciendo la cantidad de calorías que ingieren por día. Aparecen rituales alimentarios peculiares (como esconder la comida o cortar y arreglar la comida en los platos) y aunque tengan hambre, es tal el horror a engordar, que aumentan su ingesta de agua, toman laxantes o se provocan el vómito. A todo esto se le añade un exceso de actividad física.

También hemos hablado de la distorsión de la imagen corporal, verse gorda aún estando demacrada. Algunas pacientes manifiestan la alteración en su imagen corporal no como distorsión perceptiva, sino como expresión de una gran insatisfacción con su figura corporal, o como un deseo de seguir bajando peso, o mantenerse en ese estado demacrado.

anorexia-bulimia-dietas-milagro-verano

La negativa a comer y querer seguir bajando de peso provoca graves consecuencias físicas: en las adolescentes se retrasa su desarrollo sexual y tanto en adultas como en adolescentes, se pierde el interés por el sexo (llegando a ser un tema conflictivo), amenorrea (pérdida de la menstruación), cefaleas, hipoglucemias, disminución de la densidad ósea, caries dentales, pancreatitis, problemas dermatológicos, arritmias cardíacas, bradicardia… Y también provoca consecuencias mentales como depresión, ansiedad, trastornos de la personalidad (personalidad evitante y dependiente) y trastornos obsesivos-compulsivos.

La bulimia nerviosa es otro trastorno alimentario y psicológico que se caracteriza por la necesidad imperiosa, irrefrenable, de ingerir grandes cantidades de comida, generalmente de elevado contenido calórico. Como consecuencia de este atracón, la persona se siente culpable y tiene fuertes sentimientos de autorrepulsa por lo que se provoca el vómito o toma purgantes o laxantes. Al contrario que la AN, su peso no tiene por qué llamar la atención, por lo que es muy difícil de diagnosticar. También tiene mayor incidencia en el género femenino y la edad inicial oscila entre los 18 y los 25 años.

Se preocupan por la imagen corporal pero de distinta manera. La queja principal de las pacientes bulímicas es la falta de control de impulsos al sucumbir a los atracones. Los atracones suelen llevarse en secreto y las pacientes intentan tener previstos determinados detalles para no ser descubiertas. Los períodos de atracones pueden alternarse con episodios de ingesta normal o también con ayunos y dietas. Las conductas purgativas (vómitos, laxantes) no van encaminadas a perder peso pero sí a mantenerlo, a no incrementarlo. En estas pacientes se puede dar también la sobreestimación corporal y presentan el mismo miedo que experimentan las anoréxicas a estar gordas.

image006

Las complicaciones físicas de la BN es depleción de los niveles de pérdidas de potasio, hipertrofia de la glándula parótida, hipocalemia, infecciones urinarias, arritmias cardíacas, crisis tetánicas (rigidez muscular), parestesia periférica, estreñimiento a causa de los laxantes, crisis epilépticas, esterilidad, migrañas, deshidratación, neumotorax, disfonia… Y psicológicamente se ha demostrado que tiene una alta comorbilidad con el trastorno límite de la personalidad, ansiedad, depresión, irritabilidad, ideas de suicidio, conductas adictivas y falta de control de impulsos.

Como podéis observar si habéis llegado hasta el final, es que aunque en la vida real parezcan trastornos no muy graves o se les reste importancia son muy, muy peligrosos para la salud. No ya solo la física, sino también la mental. Muchas jóvenes cambian sus hábitos de alimentación solo por los dictámenes sociales. Os parecerá una gilipollez, pero un solo comentario puede hacer muchísimo daño. Con una sola frase podéis joder la vida de una persona, no solo esos años de enfermedad, sino que lo llevará marcado toda la vida. O incluso se suicide por ello. Tenemos que educar a nuestros niños y a nuestras niñas de manera que el aspecto físico no sea tan relevante y darles armas para que luchen contra este tipo de comentarios. Hay que educar en la buena alimentación y la buena salud mental. La mente de los adolescentes es muy frágil y los trastornos alimentarios son muy frecuentes entre nuestros jóvenes. No es una tontería, ni se debe tomar a broma.

Carta a mis hermanas

A mis amadas, locas, divertidas, sarcásticas e irónicas hermanas

Hace mucho que no escribo cartas pero escribir esta carta me ilusiona mucho porque es para vosotras. Obviamente, no pondré vuestros nombres por aquí así que os apodaré Cocodrulo y Cocholate (vosotras sabéis por qué).

Lo primero de todo sabéis que os echo muchísimo de menos y que cada día que pasa más que cuesta estar en el extranjero. Es duro ser la hermana mayor y no estar presente. Cuando la gente me pregunta qué es lo que más echo de menos de España vuestras caras aparecen las primeras. Me jode no estar ahí, en el día a día, sobre todo por ti, Cocholate, que estás en una edad complicada y necesitas de tus hermanas mayores (pero sé que Cocodrulo me reemplaza muy bien) y que, aunque estemos muy unidas y hablemos casi todos los días, contándome vuestras peleas ninjas o cómo a Cocholate le encanta la granada con sal, siento que no estoy formando gran parte de vuestras vidas en el día a día. Espero que algún día, más pronto que tarde, pueda volver a mi tierra y nos vayamos de excursión por Monfragüe o la Vera (y nos hinchemos a comer en la Plaza Vieja).

Os preguntaréis que a qué se debe esta misiva y es que, como sabéis, este sábado hay una gran manifestación contra las violencias machistas en España. Aquí en Dublín también aportaremos nuestro granito de arena, ya sabéis que yo no puedo estarme quieta. No os voy a pedir que vayáis, ya que la pesada revolucionaria soy yo (todas las caras que me pone Cocholate cuando le hablo de política me están viniendo ahora a la memoria) pero he de decir que yo voy en parte por mí, pero en gran parte por vosotras. Y os voy a explicar el por qué.

El por qué es porque exijo un país donde no haya 84 mujeres asesinadas por sus maridos/novios en lo que va de año (y todavía no hemos cerrado el año). En España hay un crimen de género cada dos días, ¿lo sabíais?

Me encantaría que viviéseis en un mundo donde la brecha salarial entre hombres y mujeres no sea del 19% empeñando los mismos puestos de trabajo. Por no hablar de las famosas cuotas que no se cumplen (con esto un día hacemos un Skype si queréis porque es tema aparte).

No me gusta, queridas hermanas, que viváis en un país donde la ley del aborto esté siempre en entredicho, como si nuestros cuerpos no fueran nuestros. Es nuestra decisión, estar a favor del aborto no significa usar el aborto como método anticonceptivo, sino como el derecho a decidir.

Los tres puntos de arriba son de los más importantes en esta lucha y creo que vosotras estáis totalmente a favor de que se mejoren esos temas. Pero es que, no sé si sabéis, que la lucha feminista no es solo eso, también hay mucho más de fondo. No os voy a hablar del patriarcado ni de los nuevos machismos porque es un debate muy bonito en el que me gustaría estar en casa para poder hablarlo con vosotras (con unas cañas mejor, claro). Pero de lo que sí os voy a hablar, mis queridas morrocotudas, es sobre temas en los que, muchas veces, incluso vosotras mismas no os dais cuenta y os pasa en el día a día. Quiero que podáis verlos y detectarlos para que sepáis cómo afrontarlo. Y que nadie os haga sentir mal por luchar por vosotras mismas.

Quiero que viváis en un país donde no se os juzgue por la ropa, el maquillaje o el nº de kg que marca la báscula. Amáos mucho, amad vuestro cuerpo porque, Cocodrulo y Cocholate, sois maravillosas. Siempre os he dicho que la belleza se pasa pero que la inteligencia y, lo más importante, el tener un corazón de oro, permanece.

No quiero que viváis en un lugar donde tenéis que insistir en decir NO cuando un hombre os ofrece sexo. Un no es un no. No hay que dar explicaciones, no es una cuestión de poner excusas es una cuestión de respeto. Nunca digáis un SÍ por pena o para que os dejen en paz. Luchad porque se os respete como personas.

Me jode que viváis en un país donde todos hemos escuchado que “las mujeres son más emotivas, más sensibles por lo que no están capacitadas para X cosas”. Por suerte, nosotras hemos tenido un padre y una madre que nos han enseñado a ser fuertes y a no depender de nadie. Nuestros padres querían y quieren unas hijas con personalidad y carácter, para que nada ni nadie nos achante. Así que no, las emociones hay que sentirlas, no reprimirlas pero saber controlarlas (¡la maravillosa inteligencia emocional de la que siempre estoy dando la tabarra!) por lo que el invento de la vulnerabilidad de la mujer no es cierto (sí, las hormonas nos joden mucho pero también sabemos su causa por lo tanto sabemos cómo manejarlas).

Me revienta que hayáis escuchado (aunque Cocholate es joven aún) cuando una mujer se queja de un abuso sufrido por un hombre, haya personas que le resten importancia. “Bah, tampoco es para tanto”. Sí, sí es para tanto. Es vuestro cuerpo, no se toca si vosotras no dais permiso primero y es un abuso, no le restéis importancia.

Al igual que me jode que el “si un niño te pega es que le gustas”. Este es un mensaje increíblemente peligroso y que siempre hemos escuchado. Si te pega es un gilipollas, no le gustas. Si te trata mal es un imbécil, no le gustas. Cocholate, memoriza estas palabras, ahora mismo estás en la preciosa pubertad entrando ya en la adolescencia, es una etapa donde te encontrarás muchos de estos comportamientos pero recuerda: tienes dos hermanas mayores que queremos que preguntes tus dudas y tus temores, estamos aquí para ayudarte (y también para meternos contigo, claro, es lo que pasa por ser la pequeña).

Ahora mismo me da mucho miedo que tú, la pequeña de la casa, empieces a salir de noche de fiesta. Es algo que hemos hecho Cocodrulo y yo muchas veces, ya lo sabes, vivimos más en la calle que en casa, pero hemos de advertirte algo y aquí hablo en nombre de tus dos hermanas mayores: habrá muchas noches que te sigan a casa. A tu hermana y a mí nos ha pasado muchas veces. Recuerdo que una vez a Cocodrulo le siguió un chico y cuando se dio cuenta de que era seguida, se encaró con él y el chaval salió corriendo. Yo recuerdo que una vez me acorralaron tres coches impidiéndome el paso, amenazándome con que subiera al coche. Suena crudo pero es real. Por suerte (Y MUCHA SUERTE), la Guardia Civil pasó por allí y los hombres huyeron aunque después siguieron dando vueltas para buscarme, pero los guardias seguía allí conmigo. La cosa es que te daremos los consejos de siempre: ve por calles concurridas y donde haya luz y al primer signo que te sientas en peligro, grita fuerte. Me duele que tengamos que darte estos consejos porque a las mujeres nos enseñan a no ser violadas pero no se enseña a los hombres a no violar. ¿No crees, Cocholate, que esto hay que cambiarlo?

Hay una cosa, queridas locuelas, que me enfada mucho y es que, cuando viene un hombre a molestarnos, por más que digamos que no, lo único que hace más efecto es decir “tengo novio”. Aunque sea mentira. Porque parece ser que si somos propiedad de otro hombre ahí no se mea. O que venga un tío a tocarte los ovarios y que aparezca tu novio o un amigo haciéndose pasar por tu novio para echarle y que éste le diga: “ah, lo siento tío, no sabía que era tu novia”, pidiéndole disculpas a nuestro novio y no a nosotras, porque no merecemos ese respeto. Son cosas que hemos vivido, más Cocrodulo y yo, pero que apenas nos damos cuenta hasta que nos percatamos de ello.

También me molesta el tema de que se nos trate a las mujeres como un útero andante y este ejemplo lo tenéis muy de cerca: nuestra prima Caballos de Vapor, nuestra tía 2Unlimited  y yo. Desde hace unos años (no muchos) sabéis que no me apetece tener hijos por los motivos que os he explicado tantas veces, al igual que CdV y 2uL. No significa que esa puerta esté cerrada, por lo menos en mi caso, pero no es algo que tenga planeado. ¿Cuántas veces, queridas Cocodrulo y Cocholate, habéis oído que nos han dicho que “tenemos que tener hijos”? Como si fuera una obligación impuesta porque es nuestro deber como mujer. “Ya cambiarás de opinión”, “los hijos son una bendición”, “morirás sola si no tienes hijos”. Prefiero morir sola que tener hijos como el que tiene un perro por soledad. Es nuestra decisión, ¿por qué tenemos que estar obligadas si no queremos? Como dijo Emilia Pardo Bazán:

“Todas las mujeres conciben ideas, pero no todas conciben hijos. El ser humano no es un árbol frutal que sólo se cultive por la cosecha”

Y no hablemos ya del matrimonio, ¡que me ennervio aún más!

¿Por qué os escribo esto? Porque todos estamos de acuerdo en que los hombres y las mujeres deben tener los mismos derechos pero pocos nos damos cuenta de cómo actúa la sociedad y la educación de los roles de género en nuestra vida cotidiana. ¡Ojo! Que también afecta a los hombres (“sé fuerte, no llores, no seas un maricón, un hombre de verdad mantiene a su familia, para ser masculino hay que ser duro”…). ¡Hombres del mundo, mandad a la porra la masculinidad! Al igual que vosotras, queridas gatinas, mandad a la mierda la jodida feminidad.

Quiero que os deis cuenta, quiero que sepáis que algo muy serio ocurre en nuestra sociedad respecto a las mujeres. Por supuesto, no todos los hombres son así, nosotras tres tenemos hombres increíblemente maravillosos a nuestros alrededor, que nos apoyan y nos quieren muchísimo, aunque hemos conocido a unos cuantos nada buenos.

Y por todas estas razones (y muchas más que hay) iré a la concentración contra las violencias machistas en Dublín. Por mí y por vosotras. Y por mamá. Y por papá. Por todos, en realidad. Porque realmente quiero un mundo sin todo eso y que podáis ser libres sin ser juzgadas, ni acosadas, ni abusadas, ni violadas, ni asesinadas.

Pero sobre todo quiero que os deis cuenta y tengáis las armas necesarias para luchar contra ello, aunque siempre os esté diciendo cosas aburridas y probablemente no hayáis llegado al final de la carta🙂

(Cocodrulo, sé que tú sí has llegado al final y que habrás puesto la cara de “pero bueno, ¡ya estamos!” Cocholate, si lo has leído entero estoy muy orgullosa… que veas que leer no es nada malo… ¡Empieza con Harry Potter de una vez!)

Esta misiva llega a su fin. Ya sabéis que os echo mucho de menos, ya queda menos para Navidad y, que no falte lo que siempre os digo cuando nos despedimos, os quiero mucho. (También todo esto para CdV y 2Unlimited que os he metido aquí de sopetón. ¡Os quiero a todas!)

Vuestra hermana mayor, Babua.

Clara Campoamor y las sufragistas españolas

Acabo de salir ahora mismo del cine de ver la película Suffragette que trata acerca del sufragio femenino en Inglaterra y de cómo las mujeres tomaron las calles y la lucha urbana para poder acceder al voto. Ni qué decir que es una película altamente recomendable.

layout.indd

Lo que me ha resultado curioso, no entrando en la lucha sufragista en sí, es que al final de la película ponían las fechas en las que las mujeres pudieron votar en otros países (el primer país del mundo que permitió votar a las mujeres fue Nueva Zelanda en 1893, hace tan solo 122 años) y España no aparecía por ningún lado. Y lo primero que he pensado ha sido: “Pero, ¿y Clara Campoamor? ¿Dónde está España aquí?”.

article-2175097-02EE16CE00000578-893_468x345

Sufragistas inglesas en el funeral de Emily Davison

Para quien no conozca a esta mujer, Clara Campoamor fue una política de la República española que luchó por los derechos y la igualdad de la mujer y fue una de las principales impulsoras del sufragio femenino en España, que se consiguió en 1931, hace tan solo 84 años. Repito: hace tan solo 84 años.

Sufragistas españolas en apoyo a Clara Campoamor.

Sufragistas españolas en apoyo a Clara Campoamor.

A Clara le debemos mucho y al ver esta película no he podido acordarme de ella. La propuesta sufragista se consiguió con 161 votos a favor y 121 votos en contra después de escuchar el debate entre Victoria Kent y Clara Campoamor, en el que la vencedora fue Clara y gracias a ello las mujeres pudieron votar en las próximas elecciones de 1933.

discurso-cortes-1octubre31-clara-campoamor

Clara Campoamor

En ese debate, también participó Roberto Novoa Santos, diputado por la Federación República Gallega que dijo lo siguiente:

¿Por qué hemos de conceder a la mujer los mismos títulos y los mismos derechos políticos que al hombre? ¿Son por ventura ecuación? ¿Son organismos igualmente capacitados? (…) La mujer es toda pasión, toda figura de emoción, es todo sensibilidad; no es, en cambio, reflexión, no es espíritu crítico, no es ponderación. (…) Es posible o seguro que hoy la mujer española, lo mismo la mujer campesina que la mujer urbana, está bajo la presión de las Instituciones religiosas; (…) Y yo pregunto: ¿Cuál sería el destino de la República si en un futuro próximo, muy próximo, hubiésemos de conceder el voto a las mujeres? Seguramente una reversión, un salto atrás. Y es que a la mujer no la domina la reflexión y el espíritu crítico; la mujer se deja llevar siempre de la emoción, de todo aquello que habla a sus sentimientos, pero en poca escala en una mínima escala de la verdadera reflexión crítica. Por eso y creo que, en cierto modo, no le faltaba razón a mi amigo D. Basilio Alvarez al afirmar que se haría del histerismo ley. El histerismo no es una enfermedad, es la propia estructura de la mujer; la mujer es eso: histerismo y por ello es voluble, versátil, es sensibilidad de espíritu y emoción. Esto es la mujer. Y yo pregunto: ¿en qué despeñadero nos hubiéramos metido si en un momento próximo hubiéramos concedido el voto a la mujer? (…)¿Nos sumergiríamos en el nuevo régimen electoral, expuestos los hombres a ser gobernados en un nuevo régimen matriarcal, tras del cual habría de estar siempre expectante la Iglesia católica española?

Después, viene el famoso 1 de octubre en el que Clara Campoamor y Victoria Kent se enfrentan. Kent se posicionaba en contra del voto femenino porque, al igual que muchos de sus compañeros republicanos, pensaban que la mujer en la sociedad al estar destinada al hogar y a los hijos, era más influenciable por la Iglesia católica y eso ponía en peligro el futuro de la República. Pero Clara, ferviente republicana, dijo el siguiente discurso que voy a poner íntegro con el que ganó el debate y consiguió convencer a casi toda las Cortes para que votase a favor del sufragio femenino. No tiene desperdicio leerlo y lejos de parecer antiguo, aún sigue siendo vigente a día de hoy.

giphy (24)

“Señores diputados: lejos yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, señorita Kent, comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en trance de negar la capacidad inicial de la mujer. Creo que por su pensamiento ha debido de pasar, en alguna forma, la amarga frase de Anatole France cuando nos habla de aquellos socialistas que, forzados por la necesidad, iban al Parlamento a legislar contra los suyos.

Respecto a la serie de afirmaciones que se han hecho esta tarde contra el voto de la mujer, he de decir, con toda la consideración necesaria, que no están apoyadas en la realidad. Tomemos al azar algunas de ellas. ¿Que cuándo las mujeres se han levantado para protestar de la guerra de Marruecos? Primero: ¿y por qué no los hombres? Segundo: ¿quién protestó y se levantó en Zaragoza cuando la guerra de Cuba más que las mujeres? ¿Quién nutrió la manifestación pro responsabilidades del Ateneo, con motivo del desastre de Annual, más que las mujeres, que iban en mayor número que los hombres?

¡Las mujeres! ¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres den señales de vida por la República se les concederá como premio el derecho a votar? ¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen a una clase ni a la otra? ¿No sufren éstas las consecuencias de la legislación? ¿No pagan los impuestos para sostener al Estado en la misma forma que las otras y que los varones? ¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia de la legislación que se elabora aquí para los dos sexos, pero solamente dirigida y matizada por uno? ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República, para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres? ¿Por qué el hombre, al advenimiento de la República, ha de tener sus derechos y han de ponerse en un lazareto los de la mujer?

Pero, además, señores diputados, los que votasteis por la República, y a quienes os votaron los republicanos, meditad un momento y decid si habéis votado solos, si os votaron sólo los hombres. ¿Ha estado ausente del voto la mujer? Pues entonces, si afirmáis que la mujer no influye para nada en la vida política del hombre, estáis -fijaos bien- afirmando su personalidad, afirmando la resistencia a acatarlos. ¿Y es en nombre de esa personalidad, que con vuestra repulsa reconocéis y declaráis, por lo que cerráis las puertas a la mujer en materia electoral? ¿Es que tenéis derecho a hacer eso? No; tenéis el derecho que os ha dado la ley, la ley que hicisteis vosotros, pero no tenéis el derecho natural fundamental, que se basa en el respeto a todo ser humano, y lo que hacéis es detentar un poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis como ese poder no podéis seguir detentándolo.

No se trata aquí esta cuestión desde el punto de vista del principio, que harto claro está, y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos, porque ya desde Fitche, en 1796, se ha aceptado, en principio también, el postulado de que sólo aquel que no considere a la mujer un ser humano es capaz de afirmar que todos los derechos del hombre y del ciudadano no deben ser los mismos para la mujer que para el hombre. Y en el Parlamento francés, en 1848, Victor Considerant se levantó para decir que una Constitución que concede el voto al mendigo, al doméstico y al analfabeto -que en España existe- no puede negárselo a la mujer. No es desde el punto de vista del principio, es desde el temor que aquí se ha expuesto, fuera del ámbito del principio -cosa dolorosa para un abogado-, como se puede venir a discutir el derecho de la mujer a que sea reconocido en la Constitución el de sufragio. Y desde el punto de vista práctico, utilitario, ¿de qué acusáis a la mujer? ¿Es de ignorancia? Pues yo no puedo, por enojosas que sean las estadísticas, dejar de referirme a un estudio del señor Luzuriaga acerca del analfabetismo en España.

Hace él un estudio cíclico desde 1868 hasta el año 1910, nada más, porque las estadísticas van muy lentamente y no hay en España otras. ¿Y sabéis lo que dice esa estadística? Pues dice que, tomando los números globales en el ciclo de 1860 a 1910, se observa que mientras el número total de analfabetos varones, lejos de disminuir, ha aumentado en 73.082, el de la mujer analfabeta ha disminuido en 48.098; y refiriéndose a la proporcionalidad del analfabetismo en la población global, la disminución en los varones es sólo de 12,7 por cien, en tanto que en las hembras es del 20,2 por cien. Esto quiere decir simplemente que la disminución del analfabetismo es más rápida en las mujeres que en los hombres y que de continuar ese proceso de disminución en los dos sexos, no sólo llegarán a alcanzar las mujeres el grado de cultura elemental de los hombres, sino que lo sobrepasarán. Eso en 1910. Y desde 1910 ha seguido la curva ascendente, y la mujer, hoy día, es menos analfabeta que el varón. No es, pues, desde el punto de vista de la ignorancia desde el que se puede negar a la mujer la entrada en la obtención de este derecho.

Otra cosa, además, al varón que ha de votar. No olvidéis que no sois hijos de varón tan sólo, sino que se reúne en vosotros el producto de los dos sexos. En ausencia mía y leyendo el diario de sesiones, pude ver en él que un doctor hablaba aquí de que no había ecuación posible y, con espíritu heredado de Moebius y Aristóteles, declaraba la incapacidad de la mujer.

A eso, un solo argumento: aunque no queráis y si por acaso admitís la incapacidad femenina, votáis con la mitad de vuestro ser incapaz. Yo y todas las mujeres a quienes represento queremos votar con nuestra mitad masculina, porque no hay degeneración de sexos, porque todos somos hijos de hombre y mujer y recibimos por igual las dos partes de nuestro ser, argumento que han desarrollado los biólogos. Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí, ni de mí a vosotros.

Desconocer esto es negar la realidad evidente. Negadlo si queréis; sois libres de ello, pero sólo en virtud de un derecho que habéis (perdonadme la palabra, que digo sólo por su claridad y no con espíritu agresivo) detentado, porque os disteis a vosotros mismos las leyes; pero no porque tengáis un derecho natural para poner al margen a la mujer.

Yo, señores diputados, me siento ciudadano antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros; a la mujer que, como ocurrió con otras fuerzas nuevas en la revolución francesa, será indiscutiblemente una nueva fuerza que se incorpora al derecho y no hay sino que empujarla a que siga su camino.

No dejéis a la mujer que, si es regresiva, piense que su esperanza estuvo en la dictadura; no dejéis a la mujer que piense, si es avanzada, que su esperanza de igualdad está en el comunismo. No cometáis, señores diputados, ese error político de gravísimas consecuencias. Salváis a la República, ayudáis a la República atrayéndoos y sumándoos esa fuerza que espera ansiosa el momento de su redención.

Cada uno habla en virtud de una experiencia y yo os hablo en nombre de la mía propia. Yo soy diputado por la provincia de Madrid; la he recorrido, no sólo en cumplimiento de mi deber, sino por cariño, y muchas veces, siempre, he visto que a los actos públicos acudía una concurrencia femenina muy superior a la masculina, y he visto en los ojos de esas mujeres la esperanza de redención, he visto el deseo de ayudar a la República, he visto la pasión y la emoción que ponen en sus ideales. La mujer española espera hoy de la República la redención suya y la redención del hijo. No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos, y que está anhelante, aplicándose a sí misma la frase de Humboldt de que la única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella.

Señores diputados, he pronunciado mis últimas palabras en este debate. Perdonadme si os molesté, considero que es mi convicción la que habla; que ante un ideal lo defendería hasta la muerte; que pondría, como dije ayer, la cabeza y el corazón en el platillo de la balanza, de igual modo Breno colocó su espada, para que se inclinara en favor del voto de la mujer, y que además sigo pensando, y no por vanidad, sino por íntima convicción, que nadie como yo sirve en estos momentos a la República española.”

giphy (27)

La puta friendzone

 

 

Estoy hasta los mísmisimos ovarios de la puñetera friendzone. Realmente, voy a meter a todos los tíos que se quejan de la “friendzone” en la capullozone. ¿Por qué cojones las tías tenemos que liarnos con nuestros amigos porque ellos están pillados por nosotras? ¿Qué coño pasa, que si un tío me ofrece su amistad disfrazada de que me quiere empotrar yo tengo que pagarle con sexo? ¿Estáis gilipollas o qué?

Todo el mundo conoce la típica historia: chico y chica se conocen, él quiere zumbársela pero primero tiene que fingir ser amigo suyo para conocerla mejor y saber qué tipo de cosas le gustan para ganársela, cuáles son sus debilidades… y cuando ya lo conoce todo, cuando ha sido su pañuelo de lágrimas (porque es lo que hacen los amigos) se declara a ella y ella le rechaza porque lo ve como un amigo. Y es entonces cuando viene el: “¿después de todo lo que he hecho por ti?”. ZASCA.

Porque claro, que un tío sea amable y cariñoso y se preocupe, en fin que sea amigo tuyo, es algo que solo podemos pagar las tías con sexo porque nuestra amistad no sirve. Bravo.

O sea, que el término friendzone realmente significa que un tío está fingiendo su amistad conmigo porque quiere follarme, ¿no? Pues directo a la capullozone.

giphy (4)

No puedo entender que una persona realmente finja una amistad para obtener sexo o una relación romántica. ¿Cómo se puede ser tan ruin? Y lo peor de todo es que no es al hombre al que se le acusa, ¡sino a la mujer por no querer acostarse con él! ¿¡Estamos locos!? ¿¡Una mujer decidiendo sobre su vida sexual!? Pero, ¿en qué siglo vivimos? ¿En el XXI?

Luego está esa frase matadora que me encanta “con lo que yo he hecho por ti”. Vamos, que tenemos que besarle los pies por haber fingido ser nuestro amigo porque parece ser que esa “amistad” ha sido un calvario. Tócate los ovarios.

Mirad, chicos, puedo entender lo que se sufre al estar enamorado de una persona que no nos corresponde, ¡a mí también me ha pasado! Pero no entiendo el tener que fingir algo tan bonito como lo es la amistad para tener acceso a relaciones sexuales. Y cuando os rechazan, os jodéis, dejad de quejaros de la puta friendzone. A mí también me han rechazado pero no se ha ocurrido pensar “¡después de todo lo que he hecho por ti!”.

Hay chicos que me dicen “mira, a mí me han usado porque hay chicas que se aprovechan de ti cuando saben que estás pillado por ellas y se pasa fatal”. Muy bien, a mí también ha habido chicos que se han aprovechado de mí al saber que perdía el culo por ellos pero no por eso me he puesto a juzgar a todos los hombres, joder, ni muchísimo menos a fingir nada. Simplemente yo no les he gustado lo mismo que ellos me han gustado a mí. Punto.

También me he colado por amigos y sí, se pasa mal, porque realmente (en mi caso, sin fingir) éramos amigos y esa persona no sentía lo mismo que yo por él. Y se pasa mal porque seguís siendo amigos y tú sientes otro tipo de sentimientos más fuertes que la amistad pero ni me he separado de mi amigo ni he pensado mal de esa persona cuando le han herido emocionalmente.

-¿Ves? Es que solo te fijas en idiotas y yo aquí sufriendo por ti cuando yo sé cuidarte y bla bla bla bla… giphy (19)

A mí me han acusado muchas veces de mandar a la friendzone, así que sé de lo que hablo y me revienta. Personalmente, la amistad es muy importante y le doy muchísimo valor así que que alguien finja ser mi amigo solo por follarme… es que es para darle dos hostias con toda la mano abierta.

Yo soy una persona cariñosa y cercana con mis amigos, por no mencionar que me preocupo mucho por ellos. Jamás he tratado de manera diferente a un hombre y a una mujer y me ha podido acarrear problemas. A mis amigos les abrazo, les beso en la mejilla, me agarro de su brazo cuando vamos por la calle, me quedo dormida en su hombro o recostada sobre ellos cuando vemos alguna peli, ceno con mis amigos, voy al cine, me quedo a jugar o ver pelis en sus casa, me cojo unas borracheras terribles, bailo y hago el imbécil con ellos… exactamente igual que hago con mis amigas. A mis amigos y a mis amigas les trato de la misma manera, no voy a dejar de ser yo porque se puedan malinterpretar mis actos. Es que jamás pensaré mal de un amigo, no voy a creer que tienen una intención diferente a la que yo creo, que es amistad, solo porque ellos sean un hombres y yo una mujer. No voy a poner barreras. Y no es que sea inocente, ni sepa cómo funciona el mundo: es que no me da la jodida gana de pensar que mi amigo está fingiendo para ponerme mirando a Cuenca y que tampoco voy a pensar que mis amigos estén detrás de mí, joder.

Muchos amigos han tenido malentendidos conmigo por mi manera de ser y han creído cosas que no eran. Ha habido amigos con los que se ha hablado el tema y no ha pasado nada. Pero también he tenido amigos que me han echado en cara todo lo que han hecho por mí, todas las lágrimas y los “marrones” que han tragado y que encima, después de todos esos marrones que han aguantado estoicamente esperando metérmela, no quiera tener nada con ellos. “Ya te vale tía”. Hay que joderse. Y lo que es peor la culpa es mía porque soy yo la que dice que no aunque yo jamás he fingido nada de lo que he vivido con esa persona.

Por todo esto, me cago en vuestra puta friendzone. Porque aquí se está juzgando a las mujeres porque no quieren follaros y eso es una tragedia, después de toda la mierda que habéis tragado fingiendo ser sus amigos, ¡vaya escándalo! Pues os diré una cosa, queridos amigos de la capullozone, que a lo mejor no os han dicho y os va a chocar: no todo gira alrededor de vuestro pene.



giphy